Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detectan contaminación radiactiva en el exterior de la central de Ascó

Greenpeace ha denunciado que se han detectado "niveles importantes de contaminación radiactiva por partículas de cobalto, manganeso y otros elementos" en el exterior de la central. Por su parte, la central de Tarragona ha reconocido que se ha detectado "alguna partícula radiactiva" procedente de la ventilación de la planta atómica, aunque lejos de la alarma del grupo ecológico, Ascó ha anunciado que es "de escasa significación radiológica".
Greenpeace ha anunciado en un comunicado que la contaminación radiactiva se ha encontrado, de momento, en vallados, tejados y "muchas otras zonas de la instalación nuclear". Además, añade que "no se excluye que se haya extendido más allá, debido al viento y a las condiciones meteorológicas".
El accidente pudo haberse producido por una fuga de material radiactivo "durante la pasada recarga de combustible", que tuvo lugar en octubre de 2007. Greenpeace afirma que la Asociación Nuclear (ANAV) titular de la central "ya era conocedora del problema desde hace tiempo".
Por su parte, ANAV ha declarado que "si una sola persona incorporara estas partículas, no sobrepasaría los límites de dosis establecidos en la legislación vigente para las personas externas a la central, consideradas como público". "En todo momento, el Consejo de Seguridad Nuclear ha estado informado y en estos momentos se encuentra realizando una inspección en la Central de Ascó", añade la ANAV.