Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detectar precozmente la causa de la hipoacusia evita molestias, reduce el gasto sanitario y beneficia el tratamiento

Identificar precozmente la causa de la hipoacusia (pérdida de audición) en los niños evita molestias innecesarias a las familias, reduce el gasto sanitario derivado de la realización de numerosas pruebas y proporciona información pronóstica, que puede guiar la actuación terapéutica.
Así queda reflejado en el documento 'Diagnóstico etiológico de la sordera infantil: Recomendaciones CODEPEH 2015', elaborado por la Comisión para la Detección Precoz de la Sordera Infantil (CODEPEH), y que supone "un paso más allá" del Programa de Detección Precoz de la Sordera Infantil, aprobado hace trece años y que se aplica en todas las comunidades autónomas.
En concreto, el trabajo se basa en la más reciente evidencia científica y pretende poner orden en un proceso para el que, hasta hoy, no se dispone de protocolos consensuados. Además, trata de ofrecer orientaciones de apoyo al profesional en la toma de decisiones durante el proceso de diagnóstico etiológico.
Se ha elaborado en el marco del proyecto para favorecer el Diagnóstico Etiológico de la Sordera Infantil, orientado a la Atención Temprana, que se ha desarrollado en colaboración entre el Real Patronato sobre Discapacidad y la Confederación Española de Familias de Personas Sordas (FIAPAS).
De hecho, da continuidad a los ya publicados, en 2010 y 2014, que trataban acerca de los criterios para el abordaje precoz de la sordera infantil y sobre las sorderas adquiridas o sobrevenidas en la infancia, respectivamente.
Como material divulgativo complementario a dicho documento, se ha editado un folleto informativo sobre el diagnóstico etiológico, el cual se ha distribuido en 1.900 destinos diana de interés implicados en la atención integral al niño con discapacidad auditiva, de los ámbitos sanitarios, educativo y de servicios sociales.