Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenida una pareja en Barcelona por traficar con la hormona del crecimiento que debía tomar su hija

Arrestados cinco ciclistas y cinco culturistas por traficar con dopantes
Los Mossos d'Esquadra han detenido a una madre y su compañero sentimental por presuntamente vender en el mercado negro la hormona del crecimiento que le habían prescrito a la hija de ella en un hospital de Terrassa (Barcelona), y a diez ciclistas y culturistas que traficaban con numerosos productos dopantes.
En rueda de prensa, el inspector jefe del Área Central de Personas de los Mossos, Jordi Domènech, ha explicado que los deportistas arrestados estaban federados pero hacían competiciones ciclistas 'amateur', por lo que no se dopaban por dinero sino por "ego", para poder tener una mejor marca en su perfil de Facebook o en su gimnasio.
El matrimonio, vecino de Terrassa, vendía a 100 euros las cajas de hormona del crecimiento que recibía gratuitamente de la administración --para quien supone un coste de 170 euros-- a través de un bar cercano a su casa en la que el hijo del dueño es culturista, aunque esta hormona, que solo puede conseguirse en hospitales, puede llegar a costar 500 ó 600 euros.
Además de un delito de tráfico de sustancias dopantes, la pareja puede ser autora de un delito de abandono de familia --al no suministrar el medicamento prescrito a su hija-- y estafa a la administración.
Este bar ha sido el nexo de unión de los detenidos, relacionados entre ellos, y que consumían y traficaban con dopantes no para obtener un alto rendimiento económico sino para poder seguir dopándose a coste cero, muchos conseguidos por Internet procedentes de China.
Según Domènech, a lo largo de la investigación han podido comprobar el "vínculo y connivencia" entre el mundo del culturismo y los gimnasios --donde se investigan desde hace años casos de dopaje-- con el del ciclismo 'amateur' para traficar con sustancias dopantes.
Ha explicado que cada vez "lo encuentran más" en el mundo del deporte 'amateur' y de hecho ya se ha destapado en otras ocasiones que deportistas se dopan simplemente para acudir a maratones y carreras populares.
La investigación se inició en diciembre por las sospechas de que un ciclista de Osona, inscrito a la categoría Master 40, estaba relacionado con el tráfico de dopantes, y tirando del hilo dieron con el resto de implicados.
En total, en la operación se han incautado de 5.700 dosis de sustancias dopantes valoradas en unos 12.000 euros: EPO de origen español y chino, hormona del crecimiento de procedencia china y turca, insulina, clembuterol oral e inyectable, HCG, efedrina y anabolizantes, así como la denominada 'EPO de los pobres', que consiste en plasma de sangre de ternero y que mejora el rendimiento de los deportistas.
RIESGO PARA LA SALUD
Domènech ha alertado que estas sustancias comportan un "grave peligro para la salud y van contra la ética del deporte".
En cumplimiento con la nueva ley antidopaje, el juzgado que lleva el caso ha cursado la correspondiente comunicación a la Agencia Española de Protección de Salud en el Deporte, para que las infracciones penales de tráfico de dopantes se traduzcan en sanciones deportivas previstas en la misma ley, en cumplimiento del Código mundial antidopaje.
En total, entre el 28 de marzo y 10 de abril, se han realizado 11 registros en Taradell, Cardedeu, Les Franqueses del Vallès, Terrassa, Badia del Vallès, Mataró y Barcelona, en domicilios particulares, el bar y una tienda de nutrición deportiva, y los detenidos están en libertad con cargos tras pasar a disposición judicial