Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenida una mujer tras confesar haber matado de una puñalada a un hombre

El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido hoy en Madrid a una mujer después de que ésta acudiera a la comisaría del distrito de Carabanchel y confesase que acababa de matar de una puñalada a un hombre de 54 años.
Según ha informado a Efe una portavoz de la Jefatura Superior de Policía, sobre las 19.50 horas una mujer se ha personado en la citada comisaría y ha manifestado a los policías de servicio que acaba de apuñalar a un hombre en un domicilio cercano.
Inmediatamente, agentes adscritos a la comisaría de Carabanchel se han trasladado a la vivienda indicada por la mujer, situada en el número 6 de la plaza de Pamcili, y han comprobado que en el suelo se encontraba el cuerpo sin vida de un hombre, identificado como Antonio Luna Peña, español de 54 años, con una herida por arma blanca.
Al lugar se han desplazado agentes de la Policía Científica para hacer la inspección ocular de la vivienda y del Grupo V de Homicidios, que se han hecho cargo de la investigación.
Un vehículo de intervención rápida del Servicio de Urgencia Médica de Madrid (SUMMA) también se ha trasladado al domicilio.
Cuando los sanitarios han entrado en la vivienda, la víctima, que presentaba una herida incisa en la cabeza, ya había fallecido, por lo que no han podido intentar su reanimación y han dejado el cuerpo a disposición de la policía, ha explicado a Efe un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.
La mujer, cuya identidad corresponde a las iniciales F.K., extranjera de 49 años y cuya nacionalidad aún no ha trascendido, ha sido arrestada como supuesta autora del homicidio.
La policía, que investiga si el fallecido y la supuesta agresora son o habían sido pareja, no tiene constancia de que la mujer o el hombre hubieran denunciado malos tratos.
De confirmarse, se trata del primer crimen registrado desde el 1 de enero en la Comunidad Madrid, región en la que al año pasado hubo 55 homicidios.