Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido por secuestrar y echar pegamento en la vagina a su exmujer

Una mujer de 36 años ha denunciado a su expareja por secuestro y agresión. El hombre, sobre el que ya pesa una orden de alejamiento, la secuestró presuntamente con ayuda de otra persona no identificada, la sometieron a vejaciones, le echaron un líquido "que quemaba" en la vagina, antes de abandonarla desnuda en una calle, de la localidad leonesa de Bembibre. El agresor ha sido detenido por la Guardia Civil, horas después de lo ocurrido.

Los hechos denunciados por la víctima, de 36 años y vecina de Fabero (León), se produjeron en la noche del lunes al martes, en torno a las 23.00 horas, cuando supuestamente dos personas abordaron a la mujer, que se preparaba para dar un paseo a su perro, y la metieron en un coche, según el relato explicado por la abogada de la víctima, Emilia Esteban.
Aunque la mujer pudo reconocer a su expareja no pudo aportar datos sobre el otro agresor, ha indicado la abogada, que ha precisado la víctima estuvo maniatada y desnuda, con una media para taparle los ojos, mientras era sometida a abusos y vejaciones e incluso le echaron "un líquido que le quemaba en su zona íntima, a parte de pegamento".
La mujer fue abandonada cerca de una casa y sobre las 4.00 horas de este martes, tras recibir los primeros auxilios, presentó denuncia ante la Guardia Civil.
El individuo al que se ha detenido cuenta con una pulsera telemática, aunque ella no llevaba el dispositivo que alerta de su cercanía en el momento de los hechos.
La víctima había denunciado a su expareja por malos tratos dos veces, una de ellas por quebrantamiento de condena precisamente. 
Al día siguiente de salir de prisión, el pasado viernes,  escribió un mensaje a la mujer amenazador, pero al no poderlo acreditar el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Ponferrada no decretó un nuevo ingreso en un centro penitenciario.
Efectivos de la Guardia Civil han detenido a la expareja de la mujer de 36 años que ha denunciado su secuestro y agresión en la localidad leonesa de Bembibre y le interroga sobre los hechos que la víctima ha manifestado.
El arresto se ha producido en torno a las 15.30 horas en la localidad berciana de Castropodame y se le toma declaración en relación con los hechos, han informado a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno.
La abogada de la mujer ha denunciado que no se proteja a las víctimas
La abogada Emilia Esteban ha manifestado la "impotencia y frustración" por el caso, ya que se repiten los acosos, y ha reprochado que no se proteja a su cliente, lo que ha motivado las explicaciones de los órganos judiciales competentes.
En opinión de la letrada, "existe un riesgo vital evidente" y ha afirmado que en cuanto sale de prisión, al cabo de dos días, su expareja le hace la vida imposible, ha enviado cartas en las que la amenaza a ella y a su hijo, que es menor de edad, y se ha colado en su domicilio", lo que la lleva a pensar que "está esperando la oportunidad para matarla, a ella y al niño".