Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas cinco personas por estafar 750.000 euros para una supuesta ayuda benéfica al pueblo sirio

El cabecilla de la banda se hacía pasar por primer ministro de un país de Oriente Medio
La Policía Nacional ha detenido en Marbella (Málaga) y Sevilla a cinco personas con edades comprendidas entre los 29 y los 50 años como presuntas autoras de los delitos de pertenencia a organización criminal y estafa. Los arrestados se ganaron la confianza de una persona a la que, al parecer, engañaron hasta "sacarle" 750.000 euros para una supuesta ayuda benéfica al pueblo sirio.
Las investigaciones arrancaron a raíz de la comparecencia de una mujer en la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano de la Comisaría de Policía Nacional de Marbella en la que denunciaba que era víctima de una estafa. Esta operación policial continúa abierta y no se descartan otras detenciones.
Los agentes realizaron indagaciones que les permitieron averiguar que el cabecilla de la banda, mediante técnicas informáticas como la suplantación de correo electrónico, del perfil en redes sociales y ocultación de dirección de IP, hizo creer a la víctima que era el primer ministro de un país de Oriente Medio, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.
Después de unas cuantas conversaciones con la víctima, el individuo le manifestó que en la guerra de Siria estaba muriendo mucha gente, niños y mujeres inocentes, y que él quería ayudarles pero que no podía hacerlo por tratarse de un asunto político que le enfrentaría al Gobierno de su país.
Entonces le pidió a la víctima que hiciera ingresos en diversas cuentas corrientes por un total de 750.000 euros y que él la compensaría económicamente con 1,5 millones de euros. La mujer era inicialmente reticente, pero el líder del grupo organizado consiguió convencerla mediante videoconferencias, llamadas telefónicas y con correos electrónicos enviados desde la dirección oficial del primer ministro.
GANARSE SU CONFIANZA
Con esto se ganó su confianza, de tal manera que, incluso, le hizo pensar que se casaría con ella. La estafada aseguró a los agentes que los correos electrónicos que recibía eran oficiales; sin embargo, los investigadores averiguaron que los 'emails' habían sido suplantados mediante técnicas de 'spoofing', consistentes en el envío de correos electrónicos con apariencia de oficiales empleando como origen cualquier dirección.
Una vez que la víctima había realizado los ingresos bancarios, el responsable de la organización empezó a ponerle excusas para la devolución del dinero y la comisión pactada, tales como tasas extranjeras, cambio de divisas, problemas burocráticos o la inauguración del mundial de fútbol.
Algunos de los pagos fueron realizados en mano a un supuesto mensajero del primer ministro en la localidad de Marbella, que ha sido detenido y ha ingresado en prisión por orden de la autoridad judicial.
Posteriormente, se desarrolló un dispositivo en el que participaron las comisarías de Marbella, Málaga, Sevilla y Córdoba, con el que se logró identificar a los integrantes de la banda organizada, a pesar de las técnicas profesionales de anonimato y ocultación que utilizaban a través de sus contactos por teléfono, mensajería e Internet.
Así, pese a las fuertes medidas de seguridad que empleaban, los investigadores lograron localizarles procediendo a la detención de cuatro personas, dos de ellas 'in fraganti' cuando se disponían a recoger 220.000 euros a las 22.50 horas del pasado 9 de julio en Marbella. En el momento de la detención, uno de los arrestados portaba un ramo de flores y una carta manuscrita del supuesto primer ministro. Los agentes han intervenido dos vehículos y ocho teléfonos móviles.