Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas cuatro personas por la muerte de un hombre que apareció semienterrado en 2015 en Gran Canaria

La Guardia Civil, en el marco de la Operación Alpispa, ha detenido a cuatro personas por el homicidio de un hombre que desapareció 16 de noviembre de 2014 y cuyo cuerpo se halló el 1 de enero de 2015 semienterrado en la zona de los Pinos de Gáldar (Gran Canaria).
Según informa la Benemérita, el citado día de noviembre de 2014 se denunció la desaparición de un varón de nacionalidad española y residente del municipio de la Vega de San Mateo, iniciándose las primeras indagaciones para localizar su paradero.
Posteriormente, el 17 de noviembre de 2014, un vehículo de su propiedad fue localizado en la zona de Camaretas, incrementándose las batidas por esa zona, interviniendo agentes del servicio cinológico y del servicio aéreo, dando resultados negativos.
Con todo, el 1 de enero del 2015 la Guardia Civil fue alertada por un grupo de senderistas sobre el hallazgo de varios restos óseos semienterrados en las inmediaciones del mirador de los Pinos de Gáldar.
Tras realizar una inspección técnico ocular del lugar del hallazgo, y tras el correspondiente examen forense, se pudo determinar que se trataba del varón denunciado como desaparecido, comenzando inmediatamente a recopilarse una serie de indicios para esclarecer el suceso.
MUERTE VIOLENTA
Además se comprobó también, a raíz del citado examen realizado por el Instituto de Medicina Legal de Las Palmas, que la muerte se debía a causas de tipo violenta, revelándose varias heridas ocasionados por un objeto punzante.
Por su parte, en el marco de las investigaciones realizadas se produjo un hecho que ayudó a la Guardia Civil, ya que días posteriores al hallazgo del cadáver, entre los días 5 y 7 de enero de 2015, se produjo la modificación sustancial del lugar del enterramiento.
Aquí, los supuestos autores, en la creencia de ocultar u obstaculizar la investigación, removieron y manipularon cantidades de tierra en el escenario del crimen.
LA INVESTIGACIÓN SE CENTRÓ EN SU CÍRCULO DE AMISTADES
Con todo, desde un primer momento, la Guardia Civil fijó su investigación tanto en el círculo de amistades del fallecido como en un grupo de personas con las que varios testigos lo vieron el día anterior de su desaparición.
En este sentido, se comprobó como uno de los sospechosos, con posterioridad a la desaparición del fallecido, había realizado varias modificaciones importantes en su vehículo sin un motivo aparente.
De esta manera se intensificaron las gestiones policiales en el marco personal del sospechoso, pudiendo obtener los investigadores de la Guardia Civil los indicios suficientes para la reconstrucción de los hechos, averiguando la identificación de cuatro personas más, presuntamente autoras del homicidio del desaparecido.
DETENCIONES
Así las cosas, durante el pasado mes de abril, la Guardia Civil detuvo en días diferentes a 4 personas, 2 varones y 2 mujeres, y a la investigación de una cuarta mujer, todos de nacionalidades españolas y pertenecientes al círculo de amistades del fallecido, como supuestos autores del delito de homicidio descrito.
Además, en el marco de las indagaciones, se registraron diez vehículos relacionados con los detenidos, el fallecido y otras personas.