Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas ocho personas que traficaban con speed y con armas en Zaragoza y Tudela

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico de sustancias estupefacientes, especialmente speed, y a la compra venta de armas de fuego. Ocho personas han sido detenidas en esta operación.
Se han desmantelado cinco puntos de venta de droga en la ciudad de Zaragoza y en Tudela. En los seis registros practicados, los agentes hallaron, entre otros efectos, 258 gramos de speed, seis armas de fuego con su munición, diversas sustancias químicas susceptibles de ser utilizadas en la elaboración de explosivos y 1.575 euros en metálico.
Las investigaciones se iniciaron en el mes de febrero cuando se tuvo conocimiento de que varios individuos podrían estar dedicándose en Zaragoza a la venta de speed y de otros derivados anfetamínicos, así como también al tráfico de armas.
Los investigadores descubrieron que los integrantes de esta organización delincuencial se proveían del estupefaciente en la localidad navarra de Tudela y que su modus operandi consistía en realizar numerosos viajes desde Zaragoza, transportando en cada uno de ellos pequeñas cantidades de droga.
Paralelamente, se confirmó que los investigados se dedicaban también a la compra venta de armas de fuego, tanto armas cortas como armas largas y recortadas, adoptando en sus negociaciones fuertes medidas de seguridad.
Durante la madrugada del pasado día 10, se detuvo a uno de los miembros del grupo cuando volvía de Tudela en coche, transportando 200 gramos de speed, ha detallado la Jefatura Superior de Policía de Aragón en una nota de prensa.
Al día siguiente, el proveedor del estupefaciente fue detenido también en la misma localidad navarra, hallándose en su domicilio varias básculas y efectos para la manipulación de la droga, 20 gramos preparados y distribuidos en papelinas así como abundante cafeína para adulterar y gominolas impregnadas en anfetamina. También se encontró un chaleco antibalas con signos evidentes de haber sido utilizado en más de una ocasión.
AMPLIO SURTIDO DE ARMAS
Simultáneamente, se detuvo en Zaragoza a otras dos personas, practicándose varios registros domiciliarios en los que se ocupó un total de dos escopetas del calibre 12, una escopeta de repetición con los cañones recortados, un rifle del calibre 300, una pistola del calibre 9 corto, una pistola detonadora modificada y preparada para abrir fuego y abundante munición.
Los agentes también localizaron en los registros otros elementos peligrosos como una pistola de descargas eléctricas, varios machetes, dos arcos de polea y flechas, así como miras telescópicas y punteros láser para incorporar a las armas.
Todo este material estaba estratégicamente oculto en el canapé de una cama de matrimonio, perfectamente distribuido y ordenado, han detallado las mismas fuentes.
Además, uno de los arrestados acumulaba en su domicilio elementos diversos de ideología neo-nazi, como banderas y otros elementos con la esvástica nazi, así como un amplio surtido de distintos compuestos químicos (azufre, amoníaco, ácido sulfúrico), algunos de ellos de difícil adquisición para el público en general y que estarían destinados presuntamente a la preparación de material explosivo.
SEGUNDA FASE
En una segunda fase de la operación, se detuvo al resto de investigados, dedicados los cuatro a la venta al menudeo de la droga que obtenían los principales responsables de la trama investigada.
La detención se practicó en el momento en el que estaban realizando una compra venta de 25 gramos de speed en Zaragoza. Los registros posteriores permitieron localizar numerosos efectos y útiles para la elaboración de las papelinas que, posteriormente, distribuían entre sus clientes.
Las investigaciones han sido desarrolladas por agentes del Grupo Segundo de Estupefacientes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de Zaragoza.