Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un hombre acusado de grabar con su móvil las zonas íntimas de mujeres en un centro comercial de Valencia

Dos agentes de la Policía Nacional de Paterna (Valencia) han detenido a un hombre, de unos 38 años, acusado de grabar con su teléfono móvil las zonas íntimas de las mujeres que compraban en un supermercado de la localidad.
El hombre, según ha podido saber Europa Press, presuntamente seleccionaba a sus víctimas dentro del supermercado y las seguía hasta poder colocarse de forma sigilosa tras ellas para grabarles. En ese momento, ponía su teléfono móvil por debajo de las faldas o vestidos y les grababa las zonas íntimas.
La detención tuvo lugar el pasado 3 de agosto. La Policía recibió un aviso sobre las 12.50 horas para que se personara en este supermercado de Paterna, donde había un hombre que estaba grabando a las mujeres.
Los vigilantes de seguridad del establecimiento tenían localizado a este hombre mediante las cámaras de grabación interna del centro. Cuando llegaron allí, los agentes se entrevistaron con el vigilante encargado del manejo de las cámaras y éste les mostró las grabaciones.
En las cintas se observaba claramente cómo el hombre iba seleccionando a las víctimas y realizaba un seguimiento hasta poder colocarse de forma sigilosa tras ellas. Luego, sin que éstas se dieran cuenta, acercaba su teléfono por debajo de las faldas y les grababa.
Mientras los agentes seguían en el establecimiento, realizaron un seguimiento real del hombre, y advirtieron de que estaba intentado grabar a otra mujer distinta. En ese momento, dirigieron hacia él, y se percataron de que estaba visionando los vídeos realizados.
"OBSERVARLAS CON DETENIMIENTO"
Los policías lo identificaron y el hombre les reconoció que estaba grabando a las mujeres para poder observar sus zonas íntimas y luego poder observarlas con detenimiento. Les mostró de forma voluntaria las grabaciones.
No obstante, los agentes echaron en falta la última grabación que ellos vieron en tiempo real, la cual pudo ser borrada por el hombre al percatarse de la presencia de los agentes mientras se acercaban para identificarlo. Aún así, esta grabación quedó registrada en el DVD del centro.
Tras practicar la detención de este hombre, los agentes trataron de localizar a las mujeres víctimas de estas grabaciones, para indicarles los trámites a seguir. Al final pudieron localizar a una de ellas, quien manifestó su intención de denunciar los hechos.