Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido el autor confeso del atropello de la mujer cuyo cadáver apareció en una carretera de Murcia

La Guardia Civil ha detenido este miércoles por la noche a un individuo, de 56 años y nacionalidad española, que ha reconocido ser el autor del atropello de la mujer cuyo cadáver se encontró semidesnudo en el Camino del Reguerón, en la pedanía murciana de Alquerías, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Benemérita.
Se trata de un vecino de Alquerías que ha reconocido que atropelló a la mujer. "Él va circulando por esa vía, nota el impacto y da por sentado que ha atropellado a alguien", según ha explicado el coronel de la Guardia Civil, Arturo Prieto, quien ha comparecido en rueda de prensa el delegado del Gobierno, Antonio Sánchez-Solís, la jefa provincial de Tráfico, Virginia Jerez, y el comandante en jefe de la sección de Tráfico de la Benemérita, José Ángel Jurado.
Tras cometer el atropello, el presunto autor de los hechos "parece que no se detuvo" para interesarse por el estado de la víctima. No obstante, luego volvió a pasar por el lugar del siniestro, donde se enteró de "todas las circunstancias del atropello", puesto que vio a las Fuerza de Seguridad y los servicios sanitarios. No obstante, el individuo no reconoció en ese momento ser el autor de los hechos, sino que la confesión se produjo "a posteriori".
El delegado ha confirmado que la detención del presunto causante del atropello se ha producido gracias a la colaboración ciudadana, y el individuo se encuentra ahora a disposición judicial. No obstante, la Guardia Civil continúa con la investigación abierta para tratar de aclarar lo que sucedió "justo antes del momento de ocurrir el accidente".
En este sentido, Prieto ha confirmado que la detención se produjo gracias a la colaboración ciudadana porque quien trasladó la información a la Guardia Civil fue un individuo de la zona que tuvo conocimiento, al parecer, de manos del propio autor de los hechos.
Prieto ha afirmado que la causa de la muerte es el atropello y que el presunto autor es la persona que está detenida. Solo falta por aclarar "las circunstancias previas al atropello", según el coronel, que ha confirmado que no existe ninguna vinculación familiar entre la víctima y el presento autor de los hechos.
A falta del informe definitivo de la autopsia, "parece que no hay ninguna agresión previa", motivo por el que la Guardia Civil afirma que la causa de la muerte es el atropello "única y exclusivamente", aunque Prieto reconoce que las circunstancias en las que apareció la mujer "son extrañas".
De momento, Prieto insiste en que falta por aclarar "por qué estaba la mujer" en el lugar y por qué estaba en las circunstancias en las que fue hallada, al parecer desnuda de cuerpo para abajo. Asimismo, se desconoce la identidad de la víctima, aunque la Guardia Civil explica que, "aparentemente", no es vecina del municipio de Murcia porque, en caso contrario, "lo lógico" es que tuviera conocimiento de la identidad.
El atropello se produjo entre las 5.30 y las 5.45 horas del pasado lunes. Unos diez minutos después, otro ciudadano alertó que había encontrado el cuerpo de la víctima tendido en el suelo, por lo que comenzaron a intervenir los servicios sanitarios.
Al presunto autor de los hechos se le atribuyen los delitos de omisión del deber del socorro y homicidio por imprudencia.
Cabe recordar que los hechos ocurrieron sobre las 5.45 horas de la madrugada del lunes cuando el Teléfono Único de Emergencias '1-1-2' recibió una llamada informando del hallazgo del cuerpo. El alertante haber encontrado a una mujer tendida en la carretera, inconsciente, que presumía que podía haber sido atropellada, si bien no había visto el accidente.
Al lugar se movilizaron patrullas de la Policía Local, Guardia Civil y una Unidad Móvil de Emergencias del Servicio Murciano de Salud, cuyo personal sanitario no pudo hacer nada por la accidentada, que ya estaba muerta, y cuya identidad no ha trascendido.