Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un grupo dedicado al robo de bicicletas en la zona de San Sebastián, que vendían en el este de Europa

Agentes de la Ertzaintza han detenido el domingo por la tarde a tres varones, integrantes de un grupo dedicado al robo de bicicletas en la comarca de Donostialdea. Una vez desmontadas y empaquetadas, los autores mantenían ocultas las bicis hasta ultimar su transporte en furgoneta hacia países del este de Europa donde, posteriormente serían vendidas, según ha informado el departamento de Interior en una nota de prensa.
Estas mismas fuentes han explicado que un dispositivo de vigilancia sorprendió al grupo en el momento en que cargaban las bicicletas en una furgoneta entre el barrio donostiarra de Martutene y Astigarraga.
En los últimos meses, la Ertzaintza había establecido diversos dispositivos de prevención en distintos puntos de Guipúzcoa ante los robos de bicicletas que se venían cometiendo, especialmente en la comarca de Donostialdea.
El pasado sábado, patrullas de la Ertzaintza de Hernani detectaron la presencia de un individuo en actitud sospechosa que circulaba en bicicleta entre el barrio de Martutene y la localidad de Astigarraga. Esta persona se introdujo en una zona arbolada donde posteriormente los agentes hallaron varias bicicletas ocultas entre la maleza que, presumiblemente sustraídas, se encontraban desmontadas y empaquetadas.
En previsión de que los posibles autores volvieran al citado lugar, la Ertzaintza mantuvo operativo el dispositivo de vigilancia. De esa manera, durante la tarde del domingo, los agentes detectaron la llegada de una furgoneta de la que se apearon tres varones, quienes cargaron las citadas bicicletas dentro del vehículo.
La furgoneta tomó rumbo hacia San Sebastián y, en su recorrido, se detuvo para que uno de los ocupantes se apeara y recogiera otra bicicleta que se encontraba en la cuneta. Este circuló por delante de la furgoneta, presumiblemente a modo de lanzadera para avisar a sus cómplices de cualquier incidencia. La Ertzaintza ha señalado que fue entonces cuando se procedió a la identificación y arresto de los tres individuos.
Dentro de la furgoneta se localizaban otras cinco bicicletas, desmontadas y empaquetadas. En una posterior y exhaustiva inspección de la citada zona de arbolado, los ertzainas hallaron otras cinco bicicletas ocultas entre la maleza, lo que supone un total de once bicicletas.
Según se desprende de las investigaciones efectuadas, las bicicletas eran trasladadas en furgoneta hasta países del este de Europa para ser posteriormente vendidas. Los lotes llevaban la firma del jefe del clan para su identificación en destino.
La Ertzaintza mantiene abiertas las diligencias para tratar de localizar más mercancía sustraída y poder esclarecer otros robos denunciados.