Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un conductor por provocar un accidente para causar la muerte de su exmujer

Chocó voluntariamente con un todoterreno que circulaba en sentido contrario
Los Mossos d'Esquadra han detenido este lunes a un hombre de 23 años, nacionalidad española y vecino de Josa i Tuixén (Lleida), que se accidentó intencionadamente para provocar la muerte de su expareja, una mujer que viajaba con él.
El joven, que se recupera de sus heridas en el Hospital de la Seu d'Urgell está detenido como presunto autor de un delito de homicidio doloso, en grado de tentativa, un delito de daños y tres delitos leves de lesiones, ha informado este miércoles la policía catalana.
El accidente de tráfico se produjo el domingo sobre las 22.00 horas en la carretera N-230, en el término municipal de Ribera d'Urgellet (Lleida), cuando el detenido chocó voluntariamente con un todoterreno que circulaba en sentido contrario.
El otro conductor evitó el choque frontal y se produjo una colisión lateral en la que resultaron heridos graves los dos ocupantes del turismo y leves los tres del todoterreno.
La mujer explicó a los Mossos que el conductor era su expareja y había provocado el accidente intencionadamente para intentar matarla y el propio detenido, mientras era atendido por los servicios de emergencia, también reconoció la voluntariedad de su acción.
Tras el accidente, los bomberos sacaron del coche a los dos heridos, que fueron evacuados al Hospital de la Seu d'Urgell acompañados de los Mossos a primera hora de la madrugada de lunes.
El conductor del turismo fue trasladado a una habitación del hospital y fue detenido por los delitos de tentativa de homicidio, daños y lesiones, por las heridas causadas a los ocupantes del todoterreno.
De la investigación se desprende que la tarde del siniestro, el detenido había quedado con su expareja para hablar y mientras circulaba en su coche, aceleró la marcha e invadió voluntariamente el sentido contrario de marcha para impactar con un todoterreno, con la clara intención de acabar con sus vidas.