Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido el hijo del dueño de un bar muerto a apuñaladas en Sevilla

La Policía Nacional ha detenido por presunto parricidio a un hijo del dueño del bar fallecido esta mañana en la barriada de Los Pajaritos de Sevilla, al ser el supuesto autor de las múltiples puñaladas recibidas por su padre, Rafael C.C., de 45 años, han informado fuentes policiales.
El joven ha sido arrestado como presunto parricida después de que la Policía desplegara un fuerte dispositivo en toda esta barriada sevillana y en su entorno, aunque no se han facilitado más datos acerca de la detención al estar aún abierta la investigación policial, han precisado las mismas fuentes.
Por este motivo, la Policía tampoco ha avanzado ningún extremo sobre el móvil ni las posibles causas del parricidio.
Los hechos ocurrieron esta mañana temprano, en el bar El Ruiseñor de la calle Gorrión del barrio de Los Pajaritos, y en un principio se creyó que la víctima había sido apuñalada al ofrecer resistencia a otro hombre que habría entrado a robar en el establecimiento de su propiedad.
Además de las emergencias sanitarias y de varias patrullas de la Policía, hasta el bar donde se ha producido el homicidio en Los Pajaritos, una populosa barriada desfavorecida de la periferia de Sevilla, también se desplazaron agentes del Grupo de Homicidios y de la Policía Científica.
La Policía Nacional desplegó además un gran dispositivo en la zona para localizar y detener al presunto homicida.
Tras el apuñalamiento, del que la Policía Nacional fue avisada a las 7.43 horas por una llamada al 091, el presunto autor huyó inmediatamente en un ciclomotor.
El propietario del bar, que regentaba desde hace unos tres meses este negocio, presentaba múltiples heridas de arma blanca, entre ellas una en el cuello y otras en la espalda y el abdomen, y fue atendido por un equipo de emergencias del 061 y otro de soporte vital básico, que lo trasladaron en estado muy grave al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.
En este centro ingresó en parada cardiorrespiratoria, han indicado fuentes del hospital. Los equipos del 061 practicaron al herido maniobras de reanimación hasta su llegada al Virgen del Rocío, donde ya estaba preparado otro equipo del hospital que intentó seguir reanimándole sin éxito, pues el hombre falleció prácticamente en el momento de ingresar.
La víctima perdió gran cantidad de sangre debido a las múltiples heridas sufridas por arma blanca y presumiblemente alguna de ellas le alcanzó algún órgano vital, han precisado las mismas fuentes.