Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un hombre tras acercarse a una sede policial con un fusil de imitación

Agentes de la Policía Municipal de Madrid han detenido este martes a un hombre tras acercarse a las inmediaciones de la Unidad de la Policía Municipal de Fuencarral portando un fusil de asalto simulado, según han confirmado a Europa Press fuentes del Cuerpo local.
Se trata de un individuo alto de 27 años y de raza negra. Iba vestido con una cazadora roja y un pantalón negro y llevaba puestos unos cascos de música. Portaba en el hombro un M-16, el rifle que utiliza el Ejército de Estados Unidos, con el que ha apuntado a los viandantes de la zona, ha detallado las mismas fuentes.
Cuando los agentes le han visto le han exigido que dejara el arma y se tirara al suelo, como ha hecho finalmente. El hombre estaba indocumentado y han comprobado que el arma era de aire comprimido. Ha sido detenido y ahora está siendo interrogado por la Policía en comisaría.
TODO HA COMENZADO A LAS 16 HORAS
Los hechos han ocurrido cerca de las 16 horas de este martes cuando los agentes salían de patrulla desde el recinto policial y han sido avisados por una mujer y posteriormente por un hombre que viajaba en una motocicleta informándoles de que hacia ese lugar se dirigía un varón de raza negra con una "metralleta".
Según ha informado la Policía en un comunicado, instantes después han visto a este individuo "portando un arma larga y un gorro tipo militar, haciendo aspavientos y gritando palabras ininteligibles".
Uno de los agentes se ha bajado inmediatamente del patrulla exigiéndole que tirase el arma y se arrojase al suelo, pero en ese momento el hombre le ha apuntado y ha hecho un gesto de "barrido" con el fusil hacia una mujer que se encontraba en una parada de autobús próxima. El policía le ha vuelto a pedir que depusiera su actitud y en esta ocasión ha obedecido arrojando el arma fuera de su alcance y tirándose al suelo.
En ese momento, le han inmovilizado y desarmado y una vez asegurada la situación, han comprobado que el arma tenía el aspecto, color, y forma de un fusil M16, pero en realidad funcionaba con aire comprimido.
Finalmente, ha sido detenido y puesto a disposición judicial.
La mujer que ha sido testigo de los hechos no ha sufrido daño alguno, ni ha precisado la asistencia médica que le han ofrecido para paliar el nerviosismo que presentaba.