Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido por homicidio por imprudencia el sobrino de un hombre muerto al ingerir 430 gramos de hachís

El arrestado, junto a un amigo, supuestamente trasladó al fallecido a un centro de salud y no a un hospital pese a su gravedad
Agentes de la Guardia Civil han detenido en Palma del Río (Córdoba) a un hombre de 32 años identificado como J.M.A.O., por un supuesto delito de homicidio imprudente y otro contra la salud pública por tráfico de drogas, al haber presuntamente trasladado a su tío, un hombre de 57 años, a un centro de salud y no a un hospital a pesar de encontrarse grave tras haber consumido 430 gramos de hachís en 40 'bolas', lo que le provocó una obstrucción intestinal que finalmente causó su muerte.
En una nota, la Benemérita ha informado de que, con motivo de estos mismos hechos, ha sido arrestada una segunda persona, un varón identificado como J.P.A., de 52 años, y amigo del primer detenido, al que se le atribuyen los mismos delitos al haber supuestamente colaborado en el traslado del fallecido al referido centro de salud.
En concreto, los hechos sucedieron el pasado día 16 de julio, cuando las dos personas ahora detenidas supuestamente trasladaron al mencionado varón de 57 años, vecino de Écija (Sevilla), a un centro de salud de la localidad cordobesa de Almodóvar del Río, donde posteriormente falleció, tras lo que tanto su sobrino como su amigo abandonaron el centro sin identificarse y sin cumplimentar trámite alguno.
Fruto de la investigación iniciada para esclarecer este fallecimiento, la Guardia Civil ha podido descubrir que, tras sentirse indispuesto y sufrir fuertes dolores abdominales, este hombre le pidió a un sobrino suyo que lo trasladara a un hospital, si bien éste, en compañía de un amigo, lo transportó al centro de salud de Almodóvar del Río (Córdoba), a pesar de que éste dispone de menos recursos técnicos que el Hospital Comarcal de Écija, contraviniendo así, además, las indicaciones formuladas por el primer médico que atendió a su tío, un facultativo particular de la localidad cordobesa de La Carlota que les instó a que lo llevaran al centro de salud de ese municipio.
Tras tener conocimiento de estos hechos y saber que el sobrino del fallecido, tras el sepelio de su tío, se había marchado fuera de España, la Guardia Civil inició las gestiones para su localización, algo que finalmente sucedió el pasado día 31 de julio en Palma del Río, donde este varón fue detenido como supuesto autor de un delito de homicidio por imprudencia y otro contra la salud pública por tráfico de drogas.