Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un hombre por prender fuego al mobiliario de una sucursal bancaria de Gijón

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido este miércoles a un vecino de Santander, de 38 años de edad, acusado de prender fuego al mobiliario de una sucursal bancaria en el centro de Gijón. Este ha quedado ingresado en la unidad psiquiátrica del hospital de Jove y se desconoce aún sus motivos, aunque dentro de su discurso "incoherente" acusaba a los bancos de ser los culpables de la crisis.
Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, el hombre había entrado instantes antes en la oficina bancaria portando una bolsa de gasolina a la que prendió fuego y arrojó sobre las butacas de atención a los clientes. Previamente a prender fuego, había dejado salir de la entidad tanto al personal como a los clientes, quedándose solo en el interior.
Tras recibir la llamada de alerta sobre las 12.45 horas, hasta el lugar de los hechos se desplazaron de inmediato varias dotaciones policiales, pero no lograron sofocar las llamas con los extintores debido a la rapidez en la propagación del humo y del fuego, por lo que tuvo que ser necesaria la presencia de los bomberos para su extinción. El hecho de que las sillas fueran de plástico hizo que se generará un humo negro denso.
A pesar de los daños materiales, no hay que lamentar ninguna victima, ni ninguna persona, empleado o cliente tuvo que ser asistida por los servicios sanitarios. Solamente un empleado del banco y una mujer a la que estaba atendiendo, resultaron salpicados de gasolina, pero salieron del recinto antes de que comenzara el incendio.
El detenido, que no opuso resistencia a su detención, fue trasladado al hospital de Jove para su valoración psiquiátrica, ya que mantenía un discurso "repetitivo e incoherente" sobre lo sucedido, donde quedó ingresado.
No se ha podido determinar hasta el momento por qué se encontraba en Gijón, ya que no consta domicilio conocido en esta ciudad, ni por qué eligió esa sucursal, ya que no era cliente de ese banco. El arrestado contaba con antecedentes por daños, atentado a agente de la autoridad y resistencia y desobediencia.
Efectivos de Policía Científica están llevando a cabo la pertinente inspección ocular y recabando muestras y vestigios para la elaboración de su informe pericial. La entidad bancaria por el momento no ha interpuesto denuncia contra él, aunque falta aún hacer un valoración de los daños ocasionados.