Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un menor que robó un coche policial para huir después de verse implicado en un accidente en Barcelona

Los Mossos d'Esquadra han detenido y puesto a disposición de la Fiscalía de Menores a un joven de 17 años que robó un coche policial tras verse implicado supuestamente en un accidente con dos víctimas mortales en la madrugada de este viernes en la C-58 en Barcelona.
Según ha explicado en rueda de prensa el jefe del sector de Trànsit de los Mossos, el subinspector Xavier Rodrigo, una patrulla que estaba vigilando en la carretera observó sobre las 3.15 horas a dos vehículos por la autopista que circulaban "a gran velocidad y de forma temeraria", y poco después constataron que más tarde sufrieron un accidente en el kilómetro 0,5, a la altura de Barcelona.
Fruto del siniestro, han muerto dos personas: el conductor del Audi TT, que viajaba solo, y el acompañante del Volkswagen Passat, robado, y que pilotaba el menor, que resultó herido leve.
El menor ha aprovechado que los agentes prestaban asistencia a las víctimas para robar el vehículo policial y huir a gran velocidad, hiriendo levemente con la puerta a uno de los policías que han tenido que saltar para no ser atropellados y que no han llegado a sacar el arma.
Los dos fallecidos, de entre 20 y 25 años, eran de nacionalidad española y tenían antecedentes penales, según ha explicado Rodrigo. Al joven, de nacionalidad rusa, lo han detenido en su casa como presunto autor de los delitos de homicidio imprudente, robo y hurto de uso de vehículo, atentado a agentes de la autoridad, conducción temeraria, robo y conducción sin carné.
GRACIAS AL GPS
Diferentes dotaciones de los Mossos han iniciado la búsqueda del coche patrulla conducido por el menor, localizándolo en perfecto estado, gracias al sistema GPS que dispone, en un solar de la calle Guineueta en su cruce con Antonio Machado, del distrito de Nou Barris.
Inmediatamente, se han dirigido a la casa del menor, muy cerca de donde había aparcado el coche policial, y que los Mossos tenían localizada, donde lo han detenido.
Los agentes han comprobado que el menor presentaba múltiples heridas en el codo derecho y erosiones en la cara, por lo que lo han trasladado a un centro hospitalario donde ha recibido asistencia médica y ha sido de alta poco después.
El Passat que conducía el menor detenido constaba como robado durante la pasada madrugada en L'Hospitalet de Llobregat, pero los Mossos desconocen todavía si el Audi TT también fue sustraído, pues no se había registrado ninguna denuncia sobre el mismo.
Rodrigo ha asegurado que los vehículos no se han accidentado tras chocar lateralmente, como en un principio había informado el Servei Català de Trànsit, sino que primero el Audi TT se salió de la vía y después, el menor que conducía destrás el Passat, que circulaba detrás, trató hacer una maniobra evasiva para evitar perder el control sin conseguirlo.
El jefe del sector de Trànsit ha descartado que el seguimiento del coche de los Mossos detrás haya provocado el accidente porque "ya llevaban gran velocidad" y porque, según ha explicado, no se ha tratado de una persecución ya que la patrulla no ha podido seguirlos, los ha perdido de vista, y solo después los ha vuelto a ver tras el siniestro.
Aunque parece evidente la relación existente entre los conductores de los dos vehículos, Rodrigo no ha querido aventurar de momento y hasta tener más datos si estaban disputando una carrera.