Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido otro mando policial en relación con la trama de los prostíbulos de Castelldefels

Los Mossos dEsquadra han arrestado esta tarde al comisario de la jefatura superior del Cuerpo Nacional de Policía en Barcelona Luis Gómez González, presuntamente relacionado con los macroprostíbulos Riviera y Saratoga, de Castelldefels (Barcelona). Hasta el momento, cuatro personas ya han sido encarceladas en relación con esta trama de corrupción policial por la cual los propietarios de los clubes, cerrados a principios de marzo, eran alertados de la redadas policiales por agentes de la Policía a cambio de importantes sumas de dinero.
Además, con la detención de Gómez González ya son diez las personas implicadas en la trama, entre ellas, el ex jefe de un grupo de la Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsificación (Ucrif), Andrés Otero, que se encuentra en prisión preventiva, y el actual inspector jefe de la unidad, A. N., quien eludió ingresar en la cárcel pagando una fianza de 2.500 euros.
La titular del Juzgado de Instrucción número 33 de Barcelona, Elisabet Castelló, también ha ordenado el ingreso en prisión del director y uno de los dos dueños del Saratoga, así como de uno de los propietarios del Riviera, mientras que los dos otros responsables de ambos clubes quedaron en libertad con cargos como un inspector de Policía que actualmente está destinado a Alicante y un ex agente.
La magistrada imputa a los implicados delitos relativos a la prostitución y la inmigración ilegales y contra los derechos de los trabajadores, así como cohecho (soborno a funcionario público), pues supuestamente los agentes alertaban a los responsables de los prostíbulos de las redadas policiales a cambio de dinero y regalos, como joyas y relojes.
La investigación contra el Saratoga y el Riviera, bajo secreto de sumario, empezó en verano de 2007 y hace dos semanas la juez instructora decidió clausurarlos durante, al menos, seis meses porque, según los indicios recabados por la policía, en estos clubes pueden cometerse delitos de prostitución ilegal, tráfico ilegal de inmigrantes y contra los derechos de los trabajadores.
MV