Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos más de diez individuos en Melilla por los disturbios que hirieron a 13 policías

En una redada realizada en la Cañada de Hidum, el barrio de Melilla habitado mayoritariamente por musulmanes
La Policía está llevando a cabo una redada en la Cañada de Hidum, el barrio de Melilla habitado mayoritariamente por musulmanes, a raíz de los disturbios del pasado 10 de enero que terminó con 13 policías heridos. La operación se ha saldado, por ahora, "con un elevado número de detenidos", más de una docena, "la aprehensión de importantes cantidades de estupefacientes", dinero en metálico y "armas diversas".
Según ha informado a Europa Press una portavoz de la Delegación del Gobierno, la Jefatura Superior de Policía ha puesto en marcha desde las 9,00 horas de este domingo una operación para detener a los presuntos responsables de los disturbios sucedidos en los accesos al barrio de la Cañada de Hidum el pasado 10 de enero, y en los que resultaron heridos leves un total de 13 policías.
El dispositivo, aún en marcha, ha contado con la participación de todas las brigadas de la Jefatura Superior de Policía, "al haberse llevado a efecto, por primera vez en Melilla, una serie de registros simultáneos que se han saldado, por ahora, con un elevado número de detenidos, la aprehensión de importantes cantidades de estupefacientes, dinero en metálico y armas diversas".
Por encontrarse el asunto 'sub iudice', la portavoz gubernamental ha subrayado que "no es posible por ahora ofrecer más detalles", aunque según fuentes policiales la cifra de detenidos supera la docena.
La citada fuente ha recordado el compromiso inicial del delegado del Gobierno Abdelmalik El Barkani "de promover las acciones y recursos necesarios para que los responsables de los graves disturbios del viernes 10 de enero fueran detenidos y puestos a disposición judicial".
Así, ha recordado que los disturbios en las inmediaciones de la Cañada, por parte de grupos de jóvenes e incluso menores, encapuchados en algunos casos, comenzaron a las 16,00 horas del pasado día 10 y se prolongaron hasta pasadas las 23,00 horas.
Los disturbios, ha añadido, "se caracterizaron por la actitud vandálica y de enfrentamiento continuo de sus promotores contra las fuerzas de seguridad, contra las que utilizaron armas --no se descarta que alguna de fuego real--, cócteles molotov y piedras principalmente".
Abdelmalik El Barkani espera que estos sucesos "no mancillen la imagen del vecindario de la Cañada, ajeno en su inmensa mayoría a la actuación vandálica de los promotores de los aludidos disturbios", al tiempo que expresa su reconocimiento a la Jefatura Superior de Policía "por la pulcritud en una operación estudiada y coordinada desde hace días para conseguir su máxima eficacia".