Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a un vecino de Huesca por importar cocaína desde Venezuela oculta en piezas de maquinaria agrícola

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de la operación "engranaje", han detenido a un vecino de Huesca presuntamente dedicado a importar cocaína desde Venezuela oculta en piezas de maquinaria agrícola.
El arrestado ocultaba su actividad delictiva detrás de un falso negocio de venta de piezas de motores, para el que se había dado de alta como autónomo y se anunciaba en Internet.
También se ha intervenido un kilogramo de estupefaciente que se había prensado previamente y camuflado en un engranaje del motor de una máquina para picar trigo. El despiece del aparato se tuvo que hacer en un taller mecánico y requirió el uso de una prensa hidráulica para poder acceder al lugar donde se había alojado a la droga.
Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de febrero cuando los agentes tuvieron conocimiento -gracias a informaciones aportadas por Europol en el marco europeo de colaboración contra el narcotráfico- de que un vecino de Huesca podría estar enmascarando, bajo una supuesta actividad comercial de venta de piezas para maquinaria agrícola, la introducción en España de cantidades importantes de cocaína, ocultas en este tipo de elementos.
Tras realizar las primeras pesquisas, los agentes confirmaron que el investigado tenía conexiones con Venezuela, desde donde supuestamente importaba la droga camuflada en los componentes agrícolas, ha informado la Jefatura Superior de Policía Nacional en Aragón.
UN KILO DE COCA EN UNA MÁQUINA PARA PICAR TRIGO
Más adelante se averiguó que el sospechoso había recibido un cargamento procedente del país sudamericano. Por este motivo los agentes procedieron al registro de su domicilio en el que hallaron un motor para picar trigo, y en cuyo engranaje se ocultaba un kilo de cocaína en roca de gran pureza.
Para poder localizar la droga, los policías trasladaron el motor hasta un taller para realizar, con la colaboración de un mecánico, el despiece con una presa hidráulica. Así accedieron hasta uno de los componentes del aparato, que en lugar de ser una pieza maciza, se había ahuecado para servir de alojamiento al estupefaciente. En ese momento se procedió a la detención del investigado como presunto autor de un delito de tráfico de drogas.
Asimismo los policías descubrieron que el destino final de la cocaína era Barcelona donde localizaron un domicilio que el arrestado utilizaba para almacenar y distribuir la droga, y en el que se intervino numerosa documentación y materiales e instrumental destinados a la venta de estupefacientes.
El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción uno de Huesca, que dispuso su ingreso en prisión. La investigación continúa abierta, no descartándose nuevas detenciones.
La operación se ha llevado a cabo dentro del marco europeo de colaboración contra el tráfico internacional de estupefacientes, coordinada por Oficina Nacional de Europol y el Grupo 45 de UDYCO de la Comisaría General de Policía Judicial, y se ha desarrollado por agentes del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría Provincial de Huesca en colaboración con el Grupo VI de Estupefacientes de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña.