Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a 18 personas que usaban cruceros de lujo para traficar con cocaína

Un alijo de cocaína. EFE/Archivotelecinco.es
Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a 18 personas que formaban parte de una red que usaba cruceros de lujo para traficar con cocaína y a los que se les ha incautado un total de 88 kilogramos de esta sustancia cuyo destino era Las Palmas de Gran Canaria.
La Policía informó en un comunicado de que desde agosto del pasado año se viene desarrollando una investigación para identificar a los principales proveedores de cocaína a menor escala en el barrio capitalino de La Isleta.
La investigación se centró en la detección de la vía de suministro de la droga, apareciendo en escena una red de distribución a gran escala cuyos máximos responsables eran ciudadanos colombianos con arraigo en la isla de Gran Canaria.
Los agentes constataron que la principal vía de suministro de la droga consistía en la novedosa fórmula de utilizar como "correos" a pasajeros que viajaban a bordo de cruceros de lujo transoceánicos.
Añade que la organización llegaba a realizar "importantísimos desembolsos para el pago de los viajes", alojando a los supuestos turistas en las clases de camarotes más lujosas de los barcos elegidos, que a su vez eran de los catalogados de "gran lujo", con lo que pretendían evitar las sospechas y "aparentar solvencia para eludir la acción de las autoridades".
El "modus operandi" consistía en reservar pasajes para dos o más personas que partían desde Perú con destino a Europa y, una vez aquí, enlazaban con otros cruceros que les llevarían hasta su destino final, "llegando a estar embarcados durante más de un mes junto con la mercancía", que camuflaban entre su equipaje.
A principios de marzo se constató que dos españoles habían sido enviados a Perú para hacerse cargo del transporte de 30 kilogramos de cocaína bordo de un crucero, de tal forma que fueron detenidos a finales de ese mismo mes en Reino Unido durante una escala, justo antes de embarcar hacia Gran Canaria, que era el destino final de la droga.
También se detectó a dos ciudadanos mexicanos que habían realizado una operación análoga, embarcando en las mismas fechas que los anteriores en Sudamérica a bordo de otro crucero con 42 kilogramos de cocaína en su equipaje y siendo su destino el puerto de Barcelona, donde a mediados de abril fueron detenidos.
Además, se pudo verificar también que parte de los integrantes de la red la transportaban por medio de correos humanos, siendo detenidos en este operativo otras cuatro personas.
En la operación intervino la UDYCO de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas, en colaboración con la Brigada Central de Estupefacientes, la Brigada de Policía Judicial de Barcelona, la Comisaría del Puerto de Barcelona y la Brigada de Policía Judicial de Huelva, quienes conjuntamente efectuaron un total de siete registros domiciliarios en distintas localidades.
La organización contaba con una estructura logística de importancia tanto en Gran Canaria como en la Península, donde se practicaron las detenciones de los responsables de la organización.
Entre los detenidos hay ocho españoles identificados como F.S.L., de 25 años, con antecedentes; A.G.J., de 23; J.G.G., de 25; T.Q.O., de 29; O.V.H., de 28; A.H.S., de 33; A.M.R., de 21, y Z. M. R. de 29.
También fueron arrestados seis colombianos -A.V.E., de 32 años; C.G.M., de 41; C.R.C., de 39; M.A.P., de 30; E.P.V., de 36 y D.D.P. de 49, todos con varios antecedentes-, dos mejicanos -N.y O.R.L., hermanos de 33 y 43-, un boliviano -F.S., de 41 años- y una dominicana -E.V.G., de 27-.
Señala la policía que también se incautaron otros 15 kilogramos de cocaína en el transcurso de una transacción en Madrid y que los detenidos pasaron a disposición de la autoridad judicial de Las Palmas de Gran Canaria, que decretó el ingreso en prisión de todos ellos.