Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a 27 personas que falsificaban documentos para cobrar el subsidio del paro

La Policía Nacional ha detenido a 27 personas de nacionalidad brasileña y ha desarticulado un grupo organizado que falsificaba documentos para obtener más de 200 subsidios de desempleo, con lo que el fraude ascendería a 600.000 euros, ha informado hoy la Jefatura de Policía de Cataluña.
El grupo, dirigido por su principal responsable desde su residencia en Brasil, obtenía subsidios de desempleo utilizando documentos de identidad portugueses falsos.
Para su desarticulación, la Policía ha llevado a cabo diez registros, dos de ellos en gestorías en Barcelona y varias localidades más. Según la Jefatura de Policía, la red compraba soportes de identidad falsos a compatriotas que se encontraban trabajando y cotizando con estos documentos portugueses y, como contrapartida, estas personas cobraban un porcentaje del total del subsidio por desempleo al que tenían derecho.
Para cubrir el tiempo de cotización que pudiera faltar para tener derecho a esa prestación, la organización contaba con una empresa registrada en la Seguridad Social, pero sin actividad comercial alguna, donde daban de alta al interesado con la connivencia de dos gestorías administrativas.
Una vez obtenido el periodo de cotización mínimo legalmente requerido, la organización abría una cuenta bancaria a través de Internet, utilizando los documentos falsos, para domiciliar el cobro de la prestación.
La organización contaba con sus propios falsificadores, quienes facilitaban los documentos fraudulentos al responsable de la red y a su mujer, residente en España.
En los registros efectuados, la Policía constató que tenían preparados más de 200 expedientes completos y otros 20 listos para su puesta en circulación inminente, con lo que el fraude evitado se acercaría a los 600.000 euros.
La Policía ha intervenido además 18 ordenadores portátiles, 4 impresoras, un escáner, un disco duro, dos prensas con matrices de sellos y escudo portugués, 60 cartas de identidad portuguesas y un permiso de conducir luso, todo ello falso.
Además, 24 certificados de ciudadanos de la Unión Europea, 8 certificados de empadronamiento falsos, 20 tarjetas de crédito y 38 cartillas de diversas entidades bancarias, 25 nóminas falsas, cien contratos de trabajo y diez certificados de empresa falsos y 135 contratos de empresas sin actividad laboral, entre otros documentos.