Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Díaz Ferrán atribuyó el colapso de Air Comet a "la terrible crisis mundial"

Concentración de los trabajadores de Air Comet ante el Ministerio de Fomento para solicitar apoyo ante la situación generada por el cierre de la aerolínea y el impago de sus salarios de al menos seis meses. EFE/Archivotelecinco.es
El presidente de la patronal empresarial española (CEOE) y copropietario de Air Comet, Gerardo Díaz Ferrán, dijo hoy que esta compañía aérea fue un negocio que se rompió por "la terrible crisis mundial" y que su cierre fue "una terrible desgracia".
En una entrevista con Antena 3 televisión, Díaz Ferrán declaró que no es la primera compañía aérea que tiene que cerrar sus puertas y recordó que una sentencia judicial obligó a parar los aviones.
La licencia de vuelo de Air Comet fue suspendida por orden de un juez británico el pasado 22 de diciembre y el Gobierno español le retiró la licencia de vuelo.
Miles de viajeros de España y Latinoamérica resultaron perjudicados por el cierre y no pudieron volar a pesar de tener los billetes pagados.
El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales y ex copropietario de la compañía junto a Gonzalo Pascual matizó sus declaraciones de la Navidad pasada, cuando apuntó que ni siquiera él mismo hubiera comprado billetes de Air Comet.
"¡Cómo no iba a volar en una compañía de la que era accionista!", dijo hoy Ferrán, tras subrayar que aquellas declaraciones fueron sacadas de contexto.
La Fiscalía de la Audiencia Nacional española también abrió una investigación que pretende determinar si Air Comet vendió billetes a sabiendas de que afrontaba problemas para operar y si hubo responsabilidad penal por parte de la empresa.
El conflicto también afectó a los trabajadores de la aerolínea, sometidos a un Expediente de Regulación de Empleo que afecta a 679 empleados.