Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Díaz, avergonzada por la respuesta de la UE con refugiados, insta a estar "a la altura de los que llegan antes al dolor"

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha expresado su "profunda vergüenza" por la respuesta de la Unión Europa a los refugiados y ha instado a los responsables de las instituciones a "estar a la altura de los que llegan antes al dolor".
Así lo ha señalado este viernes en la gala solidaria que la Fundación Mensajeros de la Paz celebra en la Institución de Jaén, donde ha trasladado su agradecimiento por la labor que la entidad realiza en pro de los menos favorecidos y que ha personalizado en su fundador y presidente, el padre Ángel, y su responsable en la comunidad andaluza, Julio Millán.
"No siempre se llega a tiempo a las necesidades. Yo siento una profunda vergüenza como europea convencida que soy de la respuesta que estamos dando. No es la Europa que soñaron mis padres ni en la que deseo que mi niño crezca", ha comentado Díaz, quien ha recordado a los "miles y miles de niños que no tienen quizás a quien abrazar" en esa huida del "miedo".
Para Díaz, "el Viejo Continente tenía que haber aprendido que ante el dolor, el terror y el sufrimiento no se puede mirar hacia otro lado" y se ha preguntado cómo se sentirán y "cuánto miedo tienen que tener" padres y abuelos para "lanzarse al mar con el peligro muy probable de poder perder la vida".
"Si lo que más quieren en el mundo lo suben en una barca e intentan llegar a Europa, es porque saben que si te quedas el terror, la guerra, el terrorismo que nos hiela el corazón cuando ataca Bruselas y París se puede llevar la vida de sus hijos", ha añadido.
Por ello y tras resaltar que hay que "estar a la altura", ha afirmado que Andalucía es una "tierra muy solidaria" y en "un momento de posible recuperación económica" lo que no se puede hacer "es cerrar las fronteras y pensar que los que están en la frontera no molesten ahora que puede ir un poquito mejor".
"Los que estamos al frente de gobiernos e instituciones tenemos que estar a la altura de los que han llegado antes, como el padre Ángel. Antes al dolor al sufrimiento, al miedo por personas que el único pecado que tienen es querer huir de la muerte, de la guerra, del terrorismo injusto que se está viviendo en Siria, Afganistán y todo el entorno", ha declarado Díaz.
Así las cosas, ha dicho esperar que los primeros niños no acompañados en el marco de un proyecto pionero en Europa acordado con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) "lleguen a Motril cuanto antes". "Y espero que se vayan sumando otros muchos rincones de Andalucía y pueda dar de sí toda la solidaridad de su gente", ha subrayado la presidenta, quien ha incidido en que "son millones y van a seguir llegando" porque "quien no tienen nada que perder no tiene nada que temer".