Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Díaz, contraria al copago farmacéutico, resalta que "ahora cobra sentido la subasta de medicamentos" de Andalucía

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha expresado este viernes su rechazo al copago farmacéutico de algunos fármacos de dispensación hospitalaria que entrará en vigor el próximo 1 de octubre, y del que ha tenido conocimiento tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).
En declaraciones a los periodistas en Huelva, donde ha mantenido un encuentro con el alcalde de la ciudad, Pedro Rodríguez (PP), Díaz ha señalado que desconocía la medida y que han tenido conocimiento de ella tras la publicación en el Boletín Oficial del Estado, por lo que ha lamentado que el Ministerio de Sanidad no haya trasladado la noticia a la Consejería de Salud.
"El Gobierno andaluz no está de acuerdo con que el coste adicional lo sufran los ciudadanos sino que tienen que ser las grandes industrias farmacéuticas las que lo hagan", ha enfatizado.
A su juicio, "ahora toma sentido la subasta de medicamentos" que propone la Junta de Andalucía, de manera que "ahora se entiende con claridad el porqué la Junta lideraba esa subasta", ha apostillado la presidenta.
Del mismo modo, ha incidido en que "no están de acuerdo" con esta propuesta del Gobierno central y analizarán "qué margen" tiene el Ejecutivo andaluz ante la misma.
"En Andalucía no se tenía conocimiento porque el Ministerio de Sanidad no se lo ha trasladado a la Consejería", ha reiterado la presidenta autonómica andaluza.
"Yo nunca estaré de acuerdo con que el coste adicional del sistema farmacéutico lo tengan que pagar los ciudadanos", ha incidido Díaz, que ha remarcado que "los ciudadanos en este país están pagando la inmensa mayoría del costo de la crisis y ya no pueden más". Por ello, en su opinión, ahora le corresponde hacer "un esfuerzo a otros que no han hecho el mismo esfuerzo en estos cinco años" de crisis económica.