Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Díaz ruega a jueces y fiscales que se redoblen esfuerzos en la formación continua y especializada en violencia de género

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha pedido a jueces y fiscales que se redoblen los esfuerzos dirigidos a conseguir una formación continua y especializada en lo que se refiere al fenómeno "tan estructural y difícil de atender" como es la violencia de género.
Así lo ha indicado este lunes en Alcalá la Real (Jaén) durante su intervención en la inauguración del Curso de Formación Judicial Especializada, que organiza el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en el marco del Aula Iberoamericana y en el que participan 28 representantes de escuelas judiciales de doce países.
En su discurso, la presidenta ha aludido a la "incesante actividad legislativa", por lo que "es fundamental que la formación sea permanente y especializada para mejorar la cualificación" de quienes tienen que administrar la justicia. Al hilo, ha añadido que esa formación y conocimiento deben "fluir con la misma celeridad que los cambios" que experimenta la sociedad mediante las nuevas normas.
"Una formación de excelencia incide directamente en la calidad de la justicia que se presta a la ciudadanía", ha recalcado Díaz, cuyo Gobierno, "consciente de ello", tiene el "firme compromiso con la formación pese a la carestía de los últimos años". Ha puesto como ejemplo, que en la última década casi 4.700 jueces, magistrados y fiscales han participado en más de 260 actividades desarrolladas en el marco de los planes anuales de formación.
Además y tras referirse a la "colaboración" de la Junta con el CGPJ, que es "muy estrecha en materia de formación", se ha detenido en dos ámbitos concretos. En primer lugar, ha puesto en valor el trabajo de formación que se hace "en una materia tan sensible, como la medioambiental en Andalucía", lo que ha permitido impulsar un Foro Permanente de Formación y Estudios Medioambientales del Poder Judicial.
En segundo lugar, ha dicho esperar que "trabajemos y redoblemos los esfuerzos en la formación de jueces, fiscales y magistrados en un fenómeno tan estructural y difícil de atender como es la violencia de género".
"Tenemos que hacer un esfuerzo conjunto de la sociedad", ha aseverado Díaz, quien ha hecho un "ruego" para que "el mismo esfuerzo que se ha hecho en materia medioambiental", y que ha agradecido como responsable del Gobierno andaluz, se lleve "también a la formación de género".
Y es que, según ha subrayado, actualizar conocimientos y profundizar en "temas que tienen un gran calado social" son "herramientas útiles" con el objetivo de "estar al día de los problemas y tomarle el pulso a la sociedad en sus asuntos", ya que "en la justicia están los cimientos de los avances de la sociedades".
"Es a ella a la que recurrimos cuando queremos defender esos avances. De su buen funcionamiento, de su independencia, de su rigor y de su eficacia depende el estado de salud y de calidad de nuestra sociedad y también de nuestra democracia", ha apostillado, no sin desear unas "provechosas" jornadas a los participantes en este foro.
INTERCAMBIO DE EXPERIENCIAS
El Curso de Formación Judicial Especializada se celebrará en Alcalá la Real hasta el miércoles, mientras que de jueves a viernes se trasladará a la sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Ceuta y Melilla (TSJA), en Granada.
En estos cinco días, se abordarán asuntos como los modelos educativos y los sistemas de calidad en el ámbito judicial, la investigación en las escuelas judiciales y la construcción de un modelo para la formación.
También se analizarán la convivencia entre la jurisdicción ordinaria y las especiales o indígenas de cada país, la viabilidad de la Red Iberoamericana de Escuelas Judiciales, cuya junta directiva coincide también con el curso, o la justicia iberoamericana.
Se trata, por tanto, de un foro para intercambiar información, experiencias y proyectos, según ha subrayado el presidente del TSJA, Lorenzo del Río, para el que la formación es "indispensable", ya que "la sociedad tiene derecho a contar con unos jueces bien formados". En su opinión, este aspecto está estrechamente ligado con la independencia y eficacia del propio poder judicial, dado que esa autonomía ha de ser responsable y debidamente formada y esto es "garantía" para el ciudadano de que no va a ser juzgado por elementos "caprichosos" o arbitrarios.
En esta línea se ha pronunciado, asimismo, el vocal del CGPJ Álvaro Cuesta al remarcar que esa preparación continua "redunda en una mayor capacitación" que, además, "agiliza y facilita" la respuesta, como servicio público esencial, de la justicia ante la ciudadanía, de la que, como el resto de poderes, emana el judicial.
Junto a esa preparación de jueces, magistrados y fiscales, Cuesta ha hablado de la "sobrecarga" que sufren determinados ámbitos judiciales. En concreto, ha dicho que "un 43 por ciento de los órganos judiciales tienen una sobrecarga "por encima del 150 del indicador medio de trabajo".