Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diecinueve detenidos por corrupción de menores con pornografía infantil

La Guardia Civil ha detenido en 16 provincias españoles a 19 personas e imputado a una más como presuntos autores de un delito de corrupción de menores por tenencia y distribución de pornografía infantil, entre ellas el padre de una niña cuyas imágenes al parecer él mismo distribuyó. EFE/Archivotelecinco.es
La Guardia Civil ha detenido en 16 provincias españoles a 19 personas e imputado a una más como presuntos autores de un delito de corrupción de menores por tenencia y distribución de pornografía infantil, entre ellas el padre de una niña cuyas imágenes al parecer él mismo distribuyó.
La operación "Aspirino", llevada a cabo por agentes de Navarra y coordinada por el juzgado de Instrucción 3 de Pamplona, ha conllevado además 20 registros domiciliarios y la intervención de 32 teléfonos y "numeroso material informático", según ha informado hoy la Comandancia de Pamplona.
Al respecto ha precisado que en ordenadores y otros soportes de imagen y vídeo se han encontrado "más de 38.000 archivos digitales y 30.000 mensajes de MMS y SMS, además de un millón de datos con contenido pedófilo".
Presuntamente tanto los detenidos como el imputado, con edades entre los 18 y los 53 años, "intercambiaban los archivos de vídeo y fotografías de contenido pedófilo a través de MMS de telefonía móvil".
La operación se inició en septiembre del año pasado con el arresto de una persona en la Comunidad Foral acusada de inducir a un menor de edad a la prostitución al efectuar pagos en metálico para satisfacer sus deseos sexuales.
Una vez conocidos estos hechos, el Equipo de Delitos Informáticos y Tecnológicos (EDITE) de la Guardia Civil de Navarra puso en marcha la operación que ha dejado al descubierto "una amplia y activa red".
Los acusados insertaban mensajes de texto en varios canales de Chat de operadoras de telefonía donde intercambiaban los vídeos y fotografías con contenido pornográfico a cambio de dinero, y también utilizaban servicios de mensajería y SMS de canales locales de televisión para insertar sus anuncios.
"Muchos de los mensajes eran explícitos, solicitando fotos de menores, llegando incluso a especificar la edad de éstos o utilizando frases como 'cambio pekes' o 'sólo hasta 6 ó 7'", ha precisado la Comandancia, que ha subrayado que "en muchas ocasiones el contenido pedófilo aumentaba, solicitando imágenes muy específicas y disminuyendo la edad de sus protagonistas".
En estos canales se identificaban mediante "nicks" y números de teléfonos y después los usuarios interesados en el material pornográfico ofertado, tras un primer contacto y un acuerdo previo, utilizaban mensajes privados del propio canal para iniciar el intercambio, que se retribuía en metálico o bajo otra contraprestación.
La Comandancia ha añadido que una técnica muy empleada para obtener las imágenes era el "grooming" o "cybergrooming", un engaño frecuente en la red por el que un adulto simula con un menor ser otro menor para intentar así conseguir más fácilmente fotografías o vídeos reales.