Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diego anima a la comunidad cántabra en México a continuar su labor de "preservar la identidad de lo cántabro"

El jefe del Ejecutivo autonómico recibe al presidente de la Casa de Cantabria en el país azteca
El jefe del Ejecutivo regional, Ignacio Diego, ha recibido este domingo al presidente de la Casa de Cantabria en México, Juan Manuel González Noriega, aprovechando su estancia estos días en la capital cántabra.
Con motivo de este encuentro, Diego ha animado a la comunidad cántabra en México a continuar su labor dirigida a "preservar la identidad de lo cántabro".
Así lo ha dicho durante la reunión con González Noriega, que ha agradecido a Diego su visita a tierras aztecas, el pasado año, que coincidió con la inauguración de la nueva sede social.
Durante la entrevista, de la que ha informado el Gobierno, el presidente autonómico ha destacado la necesidad de "hacer todavía más fuertes los lazos entre todos los cántabros", y ha animado a la comunidad montañesa a continuar su labor "movida por los mejores sentimientos y valores".
Asimismo, Ignacio Diego ha trasladado su reconocimiento, y el de toda Cantabria, a los paisanos en México por su contribución a la hora de preservar "la supervivencia de la identidad y las tradiciones de lo cántabro".
CASA DE CANTABRIA EN MÉXICO
La Casa de Cantabria en el D.F. tiene una gran presencia en la vida social mexicana y la colonia de emigrantes cántabros en México es una de las más numerosas del mundo, con cerca de 8.000 personas.
De igual modo, y como muestra de su gran capacidad de congregación, este centro montañés cuenta con cerca de 250 asociados.
La nueva sede social ocupa una superficie de casi 9.000 metros cuadrados, en las lomas de Chapultepec, y triplica el espacio con el que contaba este centro hasta ese momento. Además, dispone de 215 plazas de aparcamiento y una bolera de tamaño reglamentario.
El centro explota varios locales comerciales y restaurantes, a día de hoy todos ya alquilados, que se han instalado en la planta baja y que permiten a la Casa de Cantabria contribuir a su financiación.
Cuenta con un gran salón, pista de baile, amplio comedor, zona para jóvenes y otra infantil, oficina, aseos, zona de cocina y almacén, y dispone de 9 ascensores, uno de ellos, de uso exclusivo del Centro.
El centro, creado en 1964, gracias al entusiasmo de diversos montañeses afincados en el país norteamericano, se caracteriza por gran dinamismo con la celebración de numerosas actividades, tanto festivas como culturales, y mantiene vivas las costumbres y tradiciones de nuestra tierra con un grupo de danzas montañesas o la edición de una revista, entre otras actividades.
La próxima cita será el 21 de septiembre, con motivo de la celebración de la festividad de la patrona de Cantabria, la Virgen de la Bien Aparecida, según ha asegurado González Noriega.