Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dimite el alcalde de Pola de Siero (Asturias) tras triplicar la tasa de alcoholemia en un accidente

En la localidad asturiana de Pola de Siero eligen al sustituto del anterior alcalde, Juan José Corrales, que dimitió tras un accidente y haber triplicado el nivel de alcohol permitido al volante. El suceso se produjo alrededor de las 6.30 horas de la madrugada del 12 de febrero, cuando el primer edil se chocó contra una rotonda del pueblo. El problema es que dio positivo en la prueba de alcoholemia, concretamente una tasa de 0,75 mg/l, muy por encima del límite legal permitido fijado en 0,25 mg/l. El edil dimitido asegura que pagará los gastos del coche.
El popular Nacho Uriarte no es el único político que ha visto su carrera afectada por una mala conducta al volante. Juan José Corrales, hasta ahora alcalde de la localidad asturiana, sufrió un accidente triplicando la tasa de alcoholemia, conduciendo, además, un coche oficial. En el pueblo, los ciudadanos parecen habérselo tomado con cierta deportividad y no censuran en exceso al alcalde. Las reacciones van desde los que entienden que algo así puede sucederle a cualquiera, hasta los que reprueban que la conducta negligente se produjera al comando de un coche oficial.
El alcalde, no obstante, reconoce el error cometido: "No he hecho algo correcto" y presta su colaboración para la resolución del caso, aunque denunciará el hecho de no haber sido atendido tras el accidente con la suficiente prontitud. En el Consistorio, los socialistas se han apresurado a asegurarse apoyos para que siga habiendo un socialista como regidor. La actitud educada y sincera de Corrales será, por tanto, un activo a favor de esta causa.