Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Diputación de Valencia se compromete a mantener las ayudas de alimentos y agua al pueblo saharaui

El vicepresidente de la Diputación de Valencia, Juan José Medina, ha reiterado el compromiso de la institución provincial para mantener las ayudas de alimentos y agua al pueblo saharaui en el transcurso de la recepción, que ha brindado a una veintena de familias que han acogido a niños de campamentos de refugiados saharauis durante los meses de julio y agosto.
El programa 'Vaciones en paz' está organizado por la Federación de Asociaciones de Solidaridad en el Pueblo Saharaui y se sufraga con parte de la subvención que la institución provincial asignó a través del área de cooperación municipal para un banco de alimentos y el transporte de agua como principal necesidad de estos campamentos, según ha informado en un comunicado la Diputación.
Según el vicepresidente Medina "no es sólo cuestión de dinero, también hacen falta coordinación, infraestructuras y el apoyo que la institución va a seguir dando acercando los lazos con este pueblo" a cuyos representantes ha expresado que "esto es un trocito de vuestra tierra".
La portavoz de la federación, Dolors Claramunt, ha agradecido la colaboración de los 50.000 euros que la Diputación ha concedido para atender a los campamentos del desierto del Sáhara. También se ha referido a las familias valencianas diciéndoles que "la alegría con que se van los niños por volver a ver a sus familias, pero las ganas que tienen de volver el año que viene son el mejor reconocimiento a la gran labor que hacen, más aún en estos tiempos de crisis".
El delegado saharaui para la Comunidad Valenciana, Mohamend El Manun Ahmed Brahim, se ha sumado al agradecimiento de la Diputación. "Venir a disfrutar de estas vacaciones es una escuela de aprendizaje para ellos" ha dicho el delegado saharaui, quien ha subrayado que los niños "son el mundo del futuro por el que vale la pena todos los esfuerzos".