Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Directores de insituto advierten de que hay "verdaderos problemas" para el próximo curso ante el fin de la Selectividad

Los directores de los institutos públicos de España encaran la Prueba de Selectividad de este año, a la que los alumnos se someterán a partir de este miércoles 1 de junio, con tranquilidad porque está todo "bastante hilado" pero preocupados por la nueva prueba que se implantará el curso 2016-2017, la conocida como reválida, de cuyo contenido los profesores no saben "nada" y por lo que temen que empezarán el próximo periodo lectivo sin libros.
"Para este año, está todo muy estructurado, los chavales están preparándose con los profesores, se trabaja con exámenes modelo, está bastante hilado. La incertidumbre es para el curso que viene, no tenemos ni idea, incluso hay problemas para elegir libros de texto en 2º de Bachillerato porque no sabemos en qué va a consistir", explica a Europa Press el presidente de la Federación de Asociaciones de Directivos de Centros Educativos Públicos (FEDADI), Alberto Arriazu, que reconoce que "hay verdaderos problemas para preparar el curso que viene".
Para Arriazu, es "una irresponsabilidad absoluta" pretender implantar una nueva prueba de un curso para otro sin ofrecer unas indicaciones a los profesores de los institutos para que elijan el material, una tarea que realizan por estas fechas pues, habitualmente, el 15 de junio entregan a los alumnos la lista con los libros que deben comprar. "No tenemos nada, puede pasar perfectamente que se inice el curso sin libros", ha advertido.
Asimismo, Arriazu expresa su preocupación por los jóvenes de 2º de Bachillerato que a partir del año que viene suspendan la 'reválida', pues no solo no podrán acceder a la universidad sino que carecerán del título de Bachillerato --aunque hayan aprobado todas las asignaturas durante el año--. Al menos, los alumnos que actualmente cursan Bachillerato y que se presentarán a la última prueba de Selectividad, si suspenden, tendrán su título de Bachillerato.
Aún "más grave" es la situación de los alumnos de 4º de la ESO, según apunta Arriazu, pues también deberán someterse a una 'reválida' a partir de 2017 y, en caso de suspenderla, aunque tengan el curso aprobado, quedarán en una especie de limbo, pues no podrán repetir ni tampoco cursar un ciclo de grado medio. "Dicen 'que vaya a FP básica, pero los que van a FP básica suelen ser alumnos de 3º de la ESO sin aprobar, es una especie de marcha atrás", señala.