Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Directores de residencias denuncian el cierre de 1.192 camas en un mes por los recortes en Dependencia

La Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales denuncia que los recortes en Dependencia han supuesto el cierre de 1.192 camas en residencias en sólo un mes, el de diciembre, cuando desapareció una plaza cada cuarenta minutos.
Según explica la organización, en España existen 382.523 plazas en residencias para personas mayores y de ellas, 130.424 son para personas en situación de dependencia. Esto supone 4,66 plazas por cada 100 mayores de 65 años, aunque la ratio oscila desde las 2,3 de Murcia o 2,9 plazas de Canarias hasta las 7,4 que se ofrecen en Castilla y León.
Ahora, conforme los Directores y Gerentes, "el desmantelamiento" de la Ley de Dependencia y la "amenaza" de la reforma local ponen en riesgo el futuro de 567 residencias con más de 30.000 plazas dependientes de los ayuntamientos y entidades locales, lo que "hace presagiar un futuro de sufrimiento y abandono de las personas más vulnerables".
La organización destaca asimismo que, cuando el PP llegó al Gobierno, 1.048.424 personas eran dependientes con derecho a recibir atención, cifra que a diciembre de 2013 era de 944.345 personas, es decir, 100.183 menos: 135 bajas diarias en la primera mitad de la Legislatura. Sólo en diciembre, 3.138 personas en situación de dependencia perdieron el derecho a ser atendidas y se registraron 402 beneficiarios menos.
"Sin duda alguna, nos encontramos ante una demolición descarada del Sistema de Atención a la Dependencia. Una auténtica crueldad, por el sufrimiento que provoca en personas y familias, y una grave irracionalidad en el terreno económico, ya que mientras los hospitales se sobrecargan con personas que no necesitan permanecer en ellos, miles de plazas residenciales se destruyen o permanecen vacías", denuncian los Directores y Gerentes.
Sobre los hospitales, la organización recuerda que el 10% de los enfermos crónicos generan el 55% de las estancias hospitalarias, y un 5% de estos enfermos representan el 40% de todos los ingresos.
"Frente a estos datos (...) sorprenden las declaraciones irresponsables del presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, diciendo que 400 pacientes hospitalizados 'están en condiciones de irse a su casa y sus familiares no los recogen, lo que supone un bloqueo de camas que hacen falta para otros pacientes'", dice la organización.
Según denuncia, es "precisamente el Gobierno que preside Paulino Rivero" el que tiene "el peor desarrollo del Sistema de Atención a la Dependencia", porque atiende a un 0,5% de la población, cuando la media española es del 1,6. "Un dependiente canario tiene tres veces menos posibilidades de ser atendido que un dependiente que viva en cualquier sitio de España", destacan.