Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La EMA da luz verde al uso de 'Lynparza' (AstraZeneca) como terapia de mantenimiento del cáncer de ovario

El Comité de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, en sus siglas en inglés) ha emitido una opinión positiva sobre la comercialización del olaparib, desarrollado por AstraZeeca como 'Lynparza', como tratamiento de mantenimiento en monoterapia de determinadas pacientes con cáncer de ovario.
En concreto, dicha indicación va dirigida a mujeres adultas con tumores de tipo epitelial seroso de alto grado, de la trompa de Falopio o peritoneal primario, con mutación (germinal y/o somática) BRCA, en recaída platino sensible en respuesta (completa o parcial) tras quimioterapia basada en platino.
Este fármaco es un inhibidor oral de la poli ADP-ribosa polimerasa (PARP), que aprovecha las deficiencias de las vías de reparación del ADN en el tumor para destruir preferentemente las células cancerosas, y la opinión positiva se basa en los resultados de un ensayo clínico fase II en el que se evaluó su eficacia y seguridad en comparación con placebo en pacientes con cáncer de ovario de alto grado en recaída platino-sensible.
El ensayo demostró que el tratamiento de mantenimiento con olaparib prolongó significativamente la supervivencia libre de progresión (SLP) en comparación con placebo en pacientes con cáncer de ovario y mutación BRCA, con una mediana de 11,2 meses frente a 4,3 meses.
Los efectos adversos más frecuentes asociados a la monoterapia con olaparib hasta la fecha fueron generalmente de leves a moderados e incluyeron náuseas, vómitos, cansancio y anemia.
La opinión positiva del CHMP sobre olaparib será revisada ahora por la Comisión Europea, que tiene la autoridad para aprobar medicamentos para la Unión Europea, y la decisión final será aplicable a los 28 países miembros de la Unión Europea más Islandia, Noruega y Liechtenstein.
Si se aprueba, informa el laboratorio, olaparib será el primer inhibidor de PARP disponible en estos mercados para el tratamiento del cáncer de ovario epitelial seroso de alto grado con mutación de BRCA, recidivante, sensible al platino.
En los últimos años, explica el doctor Antonio González, presidente del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (GEICO),
"El panorama del tratamiento del cáncer de ovario está cambiando en la medida en que estamos conociendo las distintas alteraciones moleculares que presentan los distintos subtipos histológicos del cáncer de ovario, y esto da paso al desarrollo de tratamientos específicos para las pacientes con estas alteraciones moleculares concretas", ha defendido Antonio González, presidente del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (GEICO).