Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EQUO califica de "muy poco democrática" la exclusión de los 'sin papeles' del SNS y muestra su apoyo a los objetores

EQUO ha calificado este viernes de "muy poco democrática" la exclusión de los inmigrantes irregulares del Sistema Nacional de Salud (SNS) y ha mostrado su apoyo a los profesionales sanitarios objetores de conciencia. De esta manera, esta organización muestra su rechazo al Real Decreto aprobado por el Gobierno y que entra en vigo este sábado 1 de septiembre.
En opinión de sus representantes, la medida del Ministerio de Sanidad "está atentando gravemente contra un derecho básico de 150.000 personas". Debido a ello, consideran que la norma impuesta es "injusta e inmoral" con este colectivo.
Así lo expresa una de sus portavoces, Reyes Montiel, que añade que "es absolutamente indecente que de un plumazo se ponga fin a la sanidad gratuita y universal con la excusa de la crisis económica". Además, considera que esta reforma "inhumana" adoptada por el Ejecutivo "implica muchos riesgos en la salud pública que no han sido suficientemente explicados y debatidos".
Por ello, se muestra partidaria de la decisión de los profesionales sanitarios que han decidido seguir atendiendo a todos los pacientes independientemente de su situación administrativa. Sin embargo, la representante de EQUO no se conforma con ello y EQUO hace un llamamiento a la ciudadanía "para que tome conciencia de la gravedad de la medida y se movilice contra ella".
Y es que esta organización ni siquiera comprende que esta norma se haya adoptado por motivos económicos, ya que el ahorro que supone "es ridículo". Según su criterio, este hecho evidencia que la reforma tiene "tintes xenófobos" y que constituye "un retroceso en valores afianzados en una sociedad supuestamente avanzada".
Por último, EQUO denuncia la "falta de coordinación e información demostrada nuevamente por el Gobierno. A dos días de que entre en vigor la medida, seguimos sin saber si afectará a enfermos crónicos o cuáles serán los precios finales que habrá que pagar por este derecho", concluye Montiel.