Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Teresa continúa estable dentro de la gravedad

La auxiliar de enfermería Teresa Romero, contagiada por ébola, continúa estable dentro de la gravedad a última hora de la tarde de este lunes y otras quince personas siguen ingresadas en observación en el Hospital La Paz-Carlos III sin que ninguna de ellas presente síntomas del virus. Sobre la situación de la paciente se ha referido este lunes su marido quien ha aclarado que quiere que se informe a los medios de comunicación del estado de salud de Teresa.

En la información facilitada desde el Comité Especial para la gestión de la enfermedad coordinado por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, se ha indicado a última hora de la tarde que el estado de la auxiliar de enfermería, único caso confirmado de contagio, es estable.

Los otros quince contactos de riesgo que continúan ingresados en planta de vigilancia activa del centro hospitalario se mantienen asintomáticos. Tres de ellos, el marido de Teresa, la médico de Atención Primaria de Alcorcón y el médico de Urgencias del hospital alcorcoreño prosiguen en observación sin que por el momento hayan presentado síntomas de posible contagio por ébola.

Los otros doce son tres enfermeras de La Paz, un enfermero supervisor, dos médicos, un facultativo del Summa, un celedor, tres peluqueras del centro donde fue a depilarse Teresa y una mujer empleada en el servicio de limpieza del Centro de Salud de Alcorcón.

El Comité Especial para la gestión de la enfermedad coordinado por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría volverá a reunirse este martes a partir de las diez de la mañana.

Petición de transparencia
En declaraciones a los medios a las puertas del Hospital Carlos III, Teresa Mesa, amiga del matrimonio se ha referido a Javie Limón asegurando que  "tiene muchas horas de soledad y está escribiendo, recopilando y pensando qué va a pasar cuando todo esto acabe porque no quiere que quede así. Está sufriendo muchísimo sobretodo por la dignidad de su esposa", ha recalcado Mesa, quien ha aclarado que el estado anímico de Teresa, que permanece incomunicada en la planta sexta del hospital, es bueno. En referencia a su mujer ha dicho que "habla con los compañeros y anímicamente está con ganas de luchar".
Por su parte, Javier Limón, que es visitado por los doctores dos veces al día, una por la mañana y otra por la tarde, ha aclarado que quiere que se informe a los medios de comunicación del estado de salud de Teresa Romero. Los médicos que tratan a la auxiliar le han explicado a Limón que las próximas 48 horas van a ser cruciales para conocer la evolución de la paciente, aunque no han entrado en detalles.