Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Echániz admite que la Consejería está en situación de impago en la mayor parte de servicios

Pide "paciencia" a trabajadores de Transaltozado para que la Junta pueda solventar sus problemas económicos
El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, ha reconocido que la Consejería que dirige "está en situación de impago en la mayor parte de los servicios sanitarios y sociales como consecuencia del agotamiento del presupuesto de este año en el mes de abril", lo que ha generado que la situación de impago, desde el mes de mayo, se haya producido no solo en el ámbito de las ambulancias, sino también en el de las farmacias, las farmacias hospitalarias, las residencias de ancianos, los dependientes y los discapacitados.
Tras asistir al acto de presentación de nuevas ambulancias adaptadas especialmente para discapacitados, en el Hospital Nacional de Parapléjicos, Echániz se ha manifestado así preguntado por la intención de los trabajadores de Ambulancias Transaltozano, que mantiene un concierto con el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), de movilizarse si no cobran la nómina de octubre.
Por ello, ha pedido "paciencia" a los trabajadores de la empresa Ambulancias Transaltozano y a otras empresas a las que la Junta debe dinero para que el Gobierno de María Dolores de Cospedal pueda "lo más pronto posible" solventar los problemas económicos actuales y así los trabajadores puedan cobrar sus sueldos.
"La incapacidad de pago genera tensiones y problemas que están complicando la vida dentro de las empresas", ha señalado el consejero, quien ha reconocido que "desgraciadamente, el primer incumplimiento que se produce no es de las empresas con las personas que están trabajando sino de la Administración, que en este momento no está haciendo pago de los compromisos a los que tiene responsabilidad como consecuencia de la situación económica en la que ha quedado Castilla-La Mancha en los últimos años".
CAMBIO DESDE EL 1 DE ENERO
Echániz, en cualquier caso, ha confiado en "poder enmendar" la realidad actual "a partir del 1 de enero, con un nuevo presupuesto y una nueva gestión", aunque ha incidido en que la noticia de que el Gobierno de España no haya prorrogado el presupuesto de 2011 para 2012 significa que el nuevo Gobierno que salga de las urnas "va a tener que efectuar un nuevo presupuesto general a partir de su toma de posesión, que no será nunca antes del mes de enero, por lo tanto antes de marzo no gozaremos de un presupuesto a nivel nacional".
Ha indicado que, en cualquier caso, Castilla-La Mancha va a hacer frente a todos sus servicios con toda su capacidad y a los pagos de acreedores "desde el primer día de enero", porque va a intentar "pergreñar al menos las cifras básicas", aunque quizá la "letra pequeña" --el presupuesto nacional-- no la conozcan hasta "quizá un poco más adelante", lo cual va a obligar a "sufrir esa incertidumbre".
Por todo ello, el consejero ha pedido a las empresas "responsabilidad en la continuidad de los servicios que está prestando la Administración" con el objetivo de que "en el menor plazo posible" se pueda solventar el problema económico y lograr "que las cosas vuelvan a la normalidad de la que nunca debieron haber salido como consecuencia de un Gobierno bastante irresponsable que dejó una situación económica que nunca pudimos soñar".
Preguntado por las manifestaciones convocadas por los sindicatos CCOO y UGT en distintos puntos de la región en defensa de los centros y servicios de atención a personas con discapacidad, Echániz ha dicho que puede entender "el enfado social" que puede haber, aunque los distintos afectados "también tienen que saber la situación de esta Comunidad Autónoma".
NO HAY DINERO PARA LADRILLO
De otro lado, respecto a posibles retrasos en la ejecución de obras sanitarias, el titular de Sanidad y Servicios Sociales ha advertido de que si su departamento no tiene dinero para pagar servicios críticos "mucho menos para poner un solo ladrillo sobre otro".
Ha contestado, sobre los retrasos en las obras del Hospital Nacional de Parapléjicos, que las obras están "alteradas todas, las de Toledo, y las de Guadalajara", pero ha insistido en que la Comunidad Autónoma mantiene sus responsabilidades "de inspección y gestión" de todos los servicios.
"Desgraciadamente son infraestructuras que han sufrido el recorte en el cien por cien del capítulo 6, que es el de inversiones, el primero que fue paralizado en enero y diciembre", ha advertido Echániz, quien ha detallado que, no obstante, en el menor plazo posible, la Consejería va a intentar que la región "siga reformando sus centros asistenciales tanto en Primaria como en Especializada".
AJUSTES DE PERSONAL
En este ámbito, preguntado por la posibilidad de acometer ajustes de personal en su Consejería, José Ignacio Echániz ha declarado que en todos los órdenes y en todas las empresas "siempre hay posibilidades de mejora y de búsqueda de eficiencia, a través de la mejora de las guardias o de la mejora de la intensidad del trabajo de los profesionales".
"Vamos a mirar todas las posibilidades posibles para prestar el mejor servicio, con la mayor eficiencia y molestando al menor número de personas, incluidos los profesionales", ha manifestado el titular de Sanidad y Servicios Sociales.