Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ecologistas en Acción recurrirá el rechazo de Canarias a proteger el Oasis de Maspalomas como Bien de Interés Cultural

Turcón Ecologistas en Acción ha anunciado este sábado la presentación de un recurso de reposición contra el decreto 90/2014 del Gobierno de Canarias en el que se rechaza la protección del Oasis de Maspalomas como Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de sitio histórico.
A través de un comunicado, Turcón ha explicado que durante la tramitación de este BIC se presentaron varios informes de técnicos cualificados que avalaban la tesis de la presencia de Cristóbal Colón en este espacio y que se apoyaban en tres fuentes históricas.
Desde el colectivo ecologista se critica que el Gobierno de Canarias ponga en duda el contenido de estos informes y que haya resuelto el expediente con "dos párrafos y sin informe técnico, firma reconocida, catedrático o científico que avale su posición".
Turcón entiende que la objetividad de la Administración canaria en la tramitación de este BIC "queda al descubierto al no pedir un informe más independiente y apoyar su decisión final de descartar el paso de Colón apoyándose en las dudas que ha cernido la empresa Riu".
Por otro lado, los ecologistas censuran que el Gobierno de Canarias no haya tenido en cuenta la Memoria Informativa del Plan Director de la Reserva Natural Especial de las Dunas de Maspalomas en la aprobación del Decreto, pues hace referencia a la presencia de Colón en esta zona.
Respecto a la reunión de la Ponencia Técnica del Consejo de Patrimonio Histórico de Canarias, que recomendó desestimar la aprobación de la propuesta del BIC, Turcón ha criticado que sólo dos de los cinco asistentes fueran expertos y que todos los componentes fueran de Tenerife. De igual forma, lamentan que dos de los miembros de la ponencia pertenecieran a un mismo partido político.
El colectivo ecologista aclara que no apoya "a ninguna firma empresarial o interés comercial" y defiende la demolición de todas las construcciones existentes en el entorno del palmeral y la zona costera. También avanza que se movilizará ante cualquier planeamiento que no vaya en consonancia con la conservación de los valores naturales e históricos del lugar.
Por último, anuncia que realizará las acciones necesarias para conseguir que se ejecute la demolición de la parte del Riu Palace Oasis que, según sentencia del Tribunal Supremo de febrero de 1978, fue construida ilegalmente.