Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ecologistas presenta una queja ante la Comisión Europea tras las autorizaciones de la Junta de Andalucía al silvestrismo

Ecologistas en Acción ha presentado una queja ante la Comisión Europea tras la autorización de la Junta de Andalucía a capturas de silvestrismo, modalidad deportiva consistente en la educación del canto de pardillos, jilgueros y verderones, en función de unos cánones preestablecidos, con el objeto de poder participar dichos pájaros en pruebas deportivas de carácter oficial, en las que se evalúa la calidad del cante de acuerdo con unas reglas de competición.
Así lo han confirmado a Europa Press fuente de Ecologistas en Acción, que por otra parte han indicado que el colectivo ha presentado también una petición ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, que, explican, "debate el asunto y hace una especie de labor de control sobre la Comisión Europea", Además, añaden, "le da debate público en el Parlamento" a este tema.
Igualmente, Ecologistas ha presentado esta queja en público en Bruselas a los eurodiputados españoles de casi todo el arco parlamentario --IU, Podemos, PP, PSOE, UPyD o Esquerra Republicana--, quien "han mostrado su interés y si la Comisión finalmente decide registrarla y meterla en agenda, ellos están al tanto para defenderla", precisan.
En este sentido, Ecologistas explicó en septiembre que en 2014 "se vuelve a las andadas" con la caza ilegal de pajaritos desde el pasado 7 de septiembre y hasta el 15 de noviembre. "La connivencia del Gobierno andaluz con el colectivo de cazadores, al que se pliega año tras año por miedo a perder un puñado de votos y al chantaje de protestas organizadas, ha pasado de nuevo factura y este año volverán a ser capturadas más de 122.000 pequeñas aves para su supuesto adiestramiento en el canto", criticó. .
La organización conservacionista lamentó que el gobierno regional del PSOE, así como el principal partido de la oposición, el PP, "parecen apostar por un colectivo compuesto por solo 14.000 cazadores en detrimento del interés general de los andaluces y pasando por encima de las leyes o sentencias ambientales que están más que obligados a cumplir".
"Los tribunales europeos ya se han pronunciado reiteradamente sobre esta cuestión. Argumentan que existe una solución válida para disponer de aves cantoras sin necesidad de extraerlas de la naturaleza: la cría en cautividad: por tanto, no está permitida la caza de especies protegidas que tienen una función ecológica muy importante en los ecosistemas europeos y cuyas poblaciones, además, se enfrentan a un declive generalizado", remarcó el colectivo.
No obstante, "el Gobierno español, a través del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, en acuerdo mantenido con regiones como la andaluza, ha intentado mediante subterfugios ganar tiempo hasta 2018 para que los silvestristas se adapten a la cría", manifestó Ecologistas en Acción, que considera que dicho acuerdo sectorial "no está justificado en absoluto, ya que la cría cautiva se viene realizando desde hace años en nuestro país y en otros estados del entorno, en los que el intercambio y venta de estas mascotas está ampliamente consolidado".
Por todo ello, la organización ecologista ha recurrido en alzada la resolución, solicitando a la Consejería su anulación, ha elevado queja a las instancias europeas, y elevará otra ante el Defensor del Pueblo Andaluz, organismo que dirige Jesús Maeztu, tanto por las autorizaciones de capturas de los últimos años en Andalucía como por el acuerdo del supuesto periodo de adaptación llevado a efecto por el gobierno central.