Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ecologistas alertan de que la futura Ley de Parques Nacionales rebaja la protección y puede crear "espacios temáticos"

Ecologistas en Acción, Greenpeace, WWF y SEO/BirdLife han mostrado su desacuerdo ante el anteproyecto de Ley de Parques Nacionales, aprobado este viernes en Consejo de Ministros ya que, a su juicio, la nueva normativa reduce el nivel de protección y puede dar lugar a "espacios temáticos", en lugar de parques naturales.
En declaraciones a Europa Press, la portavoz de Ecologistas en Acción, Theo Oberhuber, ha asegurado que la aprobación de esta ley "pone en riesgo a la red de parques nacionales" y ha enumerado la presencia de "aspectos dudosos", entre los que ha destacado el hecho de que se rebaje el nivel de protección lo que repercute en "la eficacia" para proteger la red de espacios naturales.
Además, ha lamentado que la normativa "permite actividades que eran incompatibles hasta ahora" como el fomento de actividades económicas buscando la rentabilidad, la inclusión de los titulares de derechos en la participación social o la modificación de leyes autonómicas.
Por otro lado, ha añadido que, teniendo en cuenta el informe del Consejo de Estado --en el que se recomienda al Gobierno que reconsidere "la totalidad" del proyecto de Ley de Parques Nacionales para asegurar del todo la coherencia del sistema con el modelo de la ley de 2007 a la luz de la extensa jurisprudencia del tribunal Constitucional-- "las posibilidades de que haya un recurso de incostitucionalidad son muy altas".
En cualquier caso, ha destacado como aspecto positivo que se potencie la coordinación con las CC.AA. aunque ha lamentado "las prisas" del Ministerio de Medio Ambiente por sacar adelante esta ley, calificada de "irresponsabilidad total". En la misma línea, el director ejecutivo de Greenpeace, Mario Rodríguez, ha afirmado que "había obsesión por cambiar cosas por meras pinceladas" ya que, a su juicio, "no hay grandes cambios respecto a la ley anterior".
También ha mostrado su preocupación por "la visión mercantilista" de un espacio protegido con el máximo nivel de protección ya que, como ha subrayado, "un parque nacional no es un foco de atracción turística, para eso hay otras figuras", al mismo tiempo que ha lamentado la ambigüedad en cuanto al tema de la caza, entre otras cuestiones.
Aunque el portavoz de Greenpeace también se ha mostrado partidario de la coordinación, ha afirmado que los cambios se podían haber hecho "sin necesidad de cambiar la ley" por lo que ha reconocido no entender "que haya prisa en cambiar leyes de tanto calado" en las que, según ha lamentado, "se matan moscas a cañonazos".
"Sacar esta ley es un brindis al sol porque no aporta nada nuevo y rebaja la protección. El objetivo del parque nacional es la protección, son las joyas de la corona", ha aseverado.
"CADA COMA VA A DAR QUÉ HABLAR"
Mientras, el secretario general de WWF, Juan Carlos del Olmo, también ha hecho hincapié en la necesidad de la coordinación pues la gestión de los parques "se ha ido atomizando" aunque ha lamentado que se abran "incertidumbres" que espera se mejoren en el trámite parlamentario. "Cada coma va a dar qué hablar", ha vaticinado.
En este punto, ha mencionado la posible excepción para la transformación urbanística en los parques y que se tengan que atender "problemas puntuales a demanda" de ciertas CC.AA, como la navegación en Monfragüe o el vuelo sin motor en Guadarrama.
Por último, el director del departamento de Conservación de SEO/BirdLife, Juan Carlos Atienza, también ha indicado que la ley es "innecesaria" al no resolver los problemas de la red que, en su opinión, se podrían haber arreglado con la actuaciones del Plan Gestor.
Atienza ha coincidido en las reclamaciones realizadas por las organizaciones ecologistas consultadas y ha augurado que la ley podría acabar en el Tribunal Constitucional, lo que sería "una mala noticia".