Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ecologistas no descarta elevar a la UE los perjuicios a la nidificación de águilas en Doñana por las obras de una finca

La asociación Ecologistas en Acción no descarta elevar a la Unión Europea (UE) los perjuicios que para la nidificación de águilas imperiales en el espacio natural de Doñana han supuesto las obras emprendidas por la empresa responsable de la transformación en arrozal de la finca 'Veta de Alí' de Aznalcázar (Sevilla), después de que la Junta de Andalucía haya archivado las actuaciones que inició al respecto.
El portavoz de Ecologistas en Acción en el Consejo de Participación de Doñana, Juan Romero, ha recordado a Europa Press que, de hecho, la administración regional llegó a tramitar un expediente sancionador, ordenando la paralización cautelar de las obras. No obstante, la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente consideró finalmente que no está probada la correlación entre los trabajos y el hecho de que las águilas abandonasen el lugar donde nidificaban y procedían a las puestas.
"La Junta reconoce en el expediente que estaban incubando: la destrucción de una especie en peligro de extinción es un delito ecológico", manifiesta Romero, que ha lamentado el archivo "sin exigir responsabilidades" y ha hecho hincapié en que no se han vuelto a producir nidificaciones en el terreno de la finca.
Aunque se propuso la compra de la finca, al amparo del Plan Doñana 2005, para la restauración de marismas tras el vertido de Aznalcóllar, dicho proyecto acabó abandonándose. Sin embargo, la finca "está metida en el Plan de Ordenación del Territorio del Ámbito de Doñana (Potad), en la zona A, por lo que la actuación era ilegal: tampoco se podía convertir en cultivo de arroz, pero igualmente obtuvieron el permiso de aguas".
Por todo ello, Ecologistas insistirá en el asunto con la presentación de quejas y propuestas en el Consejo de Participación ante la obligación de vigilar los nidos al amparo del plan de recuperación del águila imperial, especie de la que "solo quedan nueve parejas en Doñana, de las que el pasado año criaron cinco", lo que la deja en una situación "bastante crítica", habida cuenta de que "solo crían en espacio protegido".