Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ecologistas rechaza el uso de bases al considerar que "enviar 3.000 soldados no es la solución, sino propaganda"

Ecologistas en Acción ha reaccionado al anuncio de la medida de emergencia que propone el Gobierno de EEUU para luchar contra el ébola, incluyendo el uso de las bases militares de Morón (Sevilla) y Rota (Cádiz), manifestándose en contra al considerar que "un contingente de 3.000 soldados no es la solución, sino simple propaganda de un país que solo sabe emplear la fuerza militar, en la que invierte gran cantidad de recursos, para resolver conflictos y emergencias".
"En las zonas afectadas se necesitan materiales y recursos humanos, pero no armas ni ejércitos", defiende Ecologistas en un comunicado, que subraya que, "desgraciadamente, el ébola no es la principal causa de muerte en el mundo" y sí enfermedades muy relacionadas con la pobreza en un continente, el africano, "rico en recursos naturales que sigue siendo expoliado". "Resulta inmoral que solo se actúe cuando los países ricos nos sentimos amenazados y con medidas de protección de fronteras", manifiestan.
"La solución militar ante esta posible pandemia --hasta 10.000 nuevos infectados por semana-- es el claro exponente del fracaso de la comunidad internacional, de las Naciones Unidas y de la Organización Mundial de la Salud, que no disponen de un sistema de intervención urgente ante alarmas sanitarias, con personal civil capacitado", ha reseñado la organización 'verde'.
Ecologistas en Acción se opone a que "se utilice a España como base de cuarentena de las tropas USA, para que lleguen a su país sin riesgos para su población, máxime cuando aquí el riesgo de contagio de personas procedentes de países con una epidemia generalizada de ébola y que pasen la cuarentena en Rota o en Morón es evidente a partir de la pésima gestión de los casos de infección habidos".
"Entendemos que este es una más de las consecuencias del orden mundial, impuesto por el poder financiero, donde el reparto de los recursos, desigual e injusto, impide el desarrollo en muchos países, que se convierten en focos de enfermedades por exclusiones y carencias básicas, alentando focos de terrorismo", han criticado los ecologistas.
En cuanto al empleo de las bases militares de Morón y Rota, lamentan las "mentiras" del Gobierno español y su ministro de Defensa, Pedro Morenés, "que insiste en que está negociando el protocolo de seguridad con su homólogo, Chuck Hagel, cuando sabe que según el convenio sobre cooperación para la Defensa que su gobierno y los gobiernos anteriores vienen aprobando desde 1988 EEUU no tiene por qué pedir autorización a España para utilizar estas bases para este fin, ya que el uso de las instalaciones es compartido por los dos países, y por tanto procederán según sus necesidades y conveniencia".