Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cónsul de Ecuador asegura que los cuerpos serán entregados a las familias en una semana

La identificación de las víctimas ha provocado un alivio momentáneo a las familias: se ha acabado con la incertidumbre, sin embargo todavía les quedan muchos días de dolor. Los cuerpos de los fallecidos no podrán serles entregados hasta que no se identifiquen todos los fragmentos.
El cónsul ha asegurado que, tal como quedaron los cuerpos tras el atropello en Castelldefels y en función de los procesos forenses y judiciales, el proceso de retorno a las familias de los restos mortales de sus hijos "va a ser lento". "Tienen que haber unos determinados porcentajes de restos mortales para devolver a las familias los cuerpos", ha subrayado el cónsul ecuatoriano, un proceso que cree que "puede durar una semana o incluso algo más".
Cuando ello se produzca, las familias podrán empezar a enterrar a su hijos y celebrar los funerales.
Según ha explicado Arellano Ruiz, "la mayoría de los jóvenes ya eran catalanes arraigados aquí, en donde serán enterrados, pero tenemos dos peticiones de repatriación" para que los restos sean enterrados en Ecuador.
Los fallecidos eran jóvenes de origen latino que acudían a un concierto en la playa de Rubén El Rey -un cantante ecuatoriano que combina hip-hop, merengue y reguetón. Hay diez heridos, aunque sólo dos de ellos se encuentran en estado grave.
Acto en su memoria
Al acto de apoyo a las familias en Barcelona asistieron el embajador de Ecuador, Galo Chiriboga (la mitad de los fallecidos son ecuatorianos) además del alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, y Àngel Colom, secretario de inmigración de CDC. "Tenemos que asumir que los mecanismos institucionales de la democracia española son los que establecerán las causas que motivaron el incidente", zanjó Chiriboga. Respondía así a las autoridades nacionales y de la Generalitat que han apuntado a la imprudencia de los fallecidos como causa del atropello.
Horas antes del acto, la consellera de Justicia, Montserrat Tura, anunciaba la identificación de las doce víctimas del accidente, a la espera de contrastar el ADN de una joven rumana de 30 años. En su documento de identidad no constan las huellas digitales, por lo que se ha solicitado la ayuda de la Interpol y de las autoridades de Rumanía para "contrastar" el ADN con los familiares que residen en aquel país.
Tura ha asegurado que inicialmente se había dado la cifra de 13 fallecidos porque se pensaba que el ADN de dos fragmentos de las personas atropelladas era de dos personas gemelas, pero al final se ha certificado que era de la misma víctima.
Las autoridades facilitaron ayer el nombre de diez  fallecidos. La familia de una de las víctimas no ha permitido que se hagan públicos sus datos y faltaría el nombre de la ciudadana rumana porque aún ha de contrastarse su identidad:
- Danny Ariosto Cedeño Caína. Ecuador, 1985
- Janela Lizeth Luna Correa. Ecuador, 1993
- Diego Fernando Chamorro Pinchao. Ecuador, 1986
- Diego Erwin Gutiérrez Algarañaz. Bolivia, 1992
- Claudio Javier Mejía Aguas. Ecuador, 1986
- Jesús David Parada Ayala. Bolivia, 1991
- Jorge Eliécer Serrano Varón. Colombia, 1971
- Rosa Maria Vilar Arboleda. Ecuador, 1993
-Jhon Mauricio Osorio Linarez (Colombia, 1977)
-Jhinson Eduardo Silva (Ecuador, 1991)