Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Educación convoca 600 ayudas ARGO para que titulados universitarios hagan prácticas en empresas extranjeras

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha convocado 600 ayudas del programa ARGO para que titulados universitarios realicen prácticas formativas en empresas de Europa, Estados Unidos, Canadá y Asia, según aparece publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) este martes.
El programa ARGO, creado en 2002, ha concedido desde entonces 4.555 ayudas con una inversión total de 22,4 millones de euros. "Este ministerio ha sido pionero en promover prácticas en empresas y el programa ha sido incluido en las actividades del Compendio de Buenas Prácticas del Grupo de Trabajo de Modernización de la Educación Superior Europea", informa Educación en un comunicado.
Según indica, las prácticas tienen por objetivo mejorar la cualificación profesional de los titulados universitarios, elevar el nivel de competencia en idiomas extranjeros y facilitar la internacionalización e inserción laboral posterior.
El objetivo de esta convocatoria es impulsar la formación complementaria y la empleabilidad de los titulados de todas las universidades españolas, mediante la realización de prácticas formativas en empresas de Europa, Estados Unidos y Canadá, y en empresas españolas radicadas en Asia (India, China, Japón, Singapur, Corea del Sur, entre otros).
La convocatoria actual tiene prevista la concesión de 600 ayudas con una financiación total de 4,5 millones de euros, repartida durante tres años. Las ayudas están destinadas a subvencionar a los titulados universitarios los gastos de alojamiento y manutención, los gastos de viaje, visados y seguridad social mediante una dotación mensual, que oscilará entre los 480 euros en países como Albania o Hungría, a los 1.300 euros de Estados Unidos o los 1.150 de Canadá.
Los beneficiarios podrán realizar prácticas formativas en empresas o entidades de ámbito internacional, con estancias que tienen una duración media de seis meses.