Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Emergencias Cantabria coordina 63 incidencias por el viento, como la caída de un muro en Astillero que deja dos heridos

Bomberos de Santander realizan más de 20 salidas en un día "sin parar"
El Centro de Atención a Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha coordinado, hasta las 19 horas de este sábado, un total de 63 incidencias relacionadas con el viento que azota la región. Destaca la caída de un muro en Astillero, que ha provocado dos heridos leves.
Las zonas más afectadas han sido Santander y sus alrededores donde, pese a no tener ningún aviso activado en tierra, se han dejado notar fuertes rachas asociadas a fenómenos costeros adversos.
Desde el litoral se han efectuado 87 llamadas al 112, que han derivado en 50 incidencias. Al ser zonas urbanas los daños, de poca entidad, están relacionados con desprendimientos y desperfectos en mobiliario urbano e infraestructuras.
El suceso más destacado ha tenido lugar en El Astillero, donde la caída de un muro ha dejado a un niño de corta edad y a una joven heridos leves. Ambos han sido trasladados por el 061 a la Residencia Cantabria y al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.
En el interior de la región, con avisos naranja y amarillo activados, los efectos del viento han sido menos notables. El 112 ha registrado 30 llamadas relacionadas con este fenómeno, de las que se han derivado 13 incidencias, la mayoría relativas a árboles, ramas y señales caídas en distintos puntos de la red viaria, informa el 112 en un comunicado.
Por su parte, los Bomberos de Santander han indicado a esta agencia que han efectuado más de 20 salidas desde primera hora de la mañana, relacionadas en su mayor parte con desprendimientos causados por el viento, como cornisas, ventanas o chapas.
En una jornada "sin parar", los efectivos han realizado servicios tanto en la capital cántabra -entre las que figura una en el edificio de Correos, con desprendimientos por obras, y otra en la zona de El Bocal, en La Maruca, donde se quemaba maleza- como en el arco de la Bahía, en municipios como Camargo y Astillero, y localidades como Solares, donde han tenido un aviso por un contenedor que estaba ardiendo.
AVISOS
Liébana continuará en aviso naranja por fuertes vientos hasta las 22 horas de este sábado, con rachas de 100 kilómetros por hora que puntualmente pueden llegar a alcanzar los 120 kilómetros por hora.
También hasta las 22 horas mantendrán activo el aviso amarillo por viento la Cantabria del Ebro, el centro y valle de Villaverde, con rachas de hasta 90 kilómetros por hora.
El litoral tendrá activado el mismo nivel de riesgo entre las 19 horas y la medianoche. Aquí el viento tendrá velocidades de unos 100 kilómetros por hora.
Cantabria también está en aviso amarillo por fenómenos costeros adversos hasta la medianoche del domingo. Para este periodo la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) prevé viento del oeste fuerza 7 y mar combinada del oeste o noroeste de 4 a 5 metros.
RECOMENDACIONES
Ante esta situación, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, y el Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria recomiendan cerrar y asegurar puertas, ventanas o toldos; retirar macetas y todos aquellos objetos exteriores que puedan caer a la calle y provocar un accidente; alejarse de cornisas, muros o árboles que puedan desprenderse; evitar pasar por edificaciones en construcción o en mal estado; no acudir a acantilados o zonas costeras de riesgo, y extremar las precauciones en los desplazamientos por carretera y en la mar.