Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Encontrado un menor sirio de once años en el doble fondo de un vehículo en Melilla

La Guardia Civil ha interceptado este domingo por la noche un vehículo en la aduana de Beni Enzar, en Melilla, con un menor oculto en un doble fondo. El vehículo, según informa el Instituto Armado en una nota de prensa, accedía a la ciudad autónoma procedente de Marruecos.
Al iniciar los agentes el reconocimiento "no se apreció nada anormal". Sin embargo, un "detalle de interés policial" en la zona del maletero hizo recelar a uno de los guardias civiles, que introdujo la mano por un hueco existente hasta llegar a la parte superior del depósito de combustible donde intuyó palpar lo que podía corresponderse "con la pierna de una persona".
El agente solicitó al conductor que desplazara el asiento trasero. Ante esto, el propio conductor le indicó que no podía realizarlo porque estaba la silla de bebé de su hijo de tres años, un niño que "se encontraba profundamente dormido". En cualquier caso, y dado que el vehículo permitía abatir por módulos el asiento, se desplazó por la parte donde no estaba el menor dormido, llegando así hasta el doble fondo "construido por las mafias".
En este caso, se había modificado el depósito de combustible, que había sido cortado y soldado con chapa por su parte central. En el interior había una persona vestida con chándal deportivo, que fue inmediatamente rescatada y auxiliada a salir de tan "infrahumano habitáculo".
Al extraer a esta persona, los agentes comprobaron que se trataba de un menor de edad que presentaba "un gran estado de sudoración", así como síntomas de asfixia, por lo que le prestaron primeros auxilios. No fue necesario recurrir a los servicios médicos.
El menor de edad rescatado es de origen sirio, tiene once años de edad y se trata del primer caso de la localización de un menor de procedencia no subsahariana que la Guardia Civil de Melilla localiza en un doble fondo.
El conductor detenido atiende a las iniciales M.A.B. de 39 años de edad, de nacionalidad marroquí, con tarjeta de residencia comunitaria y residencia legal en Melilla. Ha pasado a disposición judicial como presunto autor de un delito contra los ciudadanos extranjeros. Por su parte, tanto el menor de tres años, hijo del detenido, como el menor sirio han sido puestos a disposición de los servicios sociales de la Ciudad Autónoma.