Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Encuentran un artefacto incendiario en uno de los tres focos de ignición del incendio de la sierra oeste

Agentes de la Guardia Civil y del Cuerpo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid han encontrado una especie de artefacto incendiario en uno de los tres focos de ignición que han determinado estos profesionales como causantes del incendio declarado este lunes en la sierra oeste madrileña, según han informado a Europa Press fuentes cercanas a la investigación.
En estos momentos investigan tres equipos dobles --uno por cada punto-- compuestos por agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y por agentes de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales de los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid.
De hecho, fue un patrulla de agentes forestales la que primero llegó al que han determinado como primer foco de inicio, localizado, como los otros dos en el margen izquierdo de la M-537, la carretera que une Robledo de Chavela y Valdemaqueda.
Realizaron una inspección ocular e hicieron fotografías que, según las mismas fuentes, "reflejan con claridad que fue la fuente del incendio y que fue provocado". No obstante, no pudieron realizar un trabajo completo, puesto que se encontraban en la carretera y por allí pasaban decenas de camiones y retenes de extinción.
Conocer el punto de inicio de un incendio es determinante para los investigadores, ya que es allí donde se encuentra la fuente causante del fuego y desde el que reconstruyen el avance del fuego a través de las evidencias que dejan las llamas en encinas y enebros.
Al día siguiente martes los perros del Servicio Cinológico de El Pardo acudieron a ese punto y tomaron muestras del terreno. Redujeron el punto de ignición para realizar una búsqueda exhaustiva con el objeto de comprobar si había acelerantes como gasolina o alcohol.
Sin embargo, los perros de la Benemérita no han encontrado combustible ni en éste ni en los otros dos posible focos de ignición. Eso sí, los guardia civiles han recogido muestras del terreno para analizarlos químicamente en el laboratorio, lo que tardará varios días.
Aunque los investigadores no descartan de que el autor o autores del incendio utilizaron gasolina para que las llamas se propagaran rápidamente, dudan de la posibilidad de que un presunto pirómano en coche parara en una carretera de gran tráfico en tres ocasiones para rociar de combustible el monte y luego prenderlo.
Por eso las pesquisas se dirigen a la posibilidad de que el conductor arrojara intencionadamente tres artefactos incendiarios. El hecho de que los agentes hayan encontrado un objeto extraño de estas características en el tercer foco respalda esta hipótesis. Ahora, deberían encontrar algo parecido en los otros dos puntos, algo que todavía no han conseguido.
De todas formas, la Guardia Civil y los Agentes Forestales han dejado abiertas las diferentes líneas de investigación y siguen recogiendo muestras de los tres puntos de ignición, que se encuentran perfectamente perimetrados, acordonados y señalizados.
ANALIZARÁN IMÁGENES DE CÁMARAS DE TRÁFICO
Por otra parte, la Guardia Civil se está encargando de tomar declaración a los testigos que afirmaron que sobre las 11.15 horas del pasado lunes vieron cómo el conductor de una furgoneta o coche blanco fue arrojando objetos incendiarios a la carretera, una versión que respalda el alcalde de Robledo de Chavela, Mario de la Fuente.
A pesar de que algunos vecinos afirmaron haber apuntado la matrícula de dicho vehículo, a la Benemérita no le consta dicho número. Tampoco ha practicado detenciones hasta el momento ni considera fiable las acusaciones proferidas contra varios jóvenes que amenazaron con quemar el pueblo tras una pelea en las recientes fiestas patronales.
Las investigaciones se centran ahora en las cámaras de tráfico que funcionan en la carretera M-537 y que quizá hayan podido grabar al autor o autores del incendio, según han indicado a Europa Press las mismas fuentes.