Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enfermeras Para el Mundo concluye con éxito su proyecto en Ixiamas para reforzar la asistencia en salud y alimentación

La Organización no Gubernamental para el Desarrollo (ONGD) Enfermeras para el Mundo ha concluido con éxito su proyecto en Ixiamas (Bolivia), donde han conseguido que los servicios de salud, las comunidades y las autoridades refuercen su capacidad para poder atender y asistir las necesidades sanitarias, alimenticias y de lucha contra la violencia de género que necesita la gente de la zona.
De este modo, Enfermeras para el Mundo ha creado en este municipio --castigado por los problemas sociales derivados de la pobreza, por sus características geográficas, la dispersión y aislamiento de sus habitantes y la diversidad cultural-- siete Comités Locales de Salud y un Consejo Social Municipal.
En este sentido, esta ONGD ha conseguido "reforzar las capacidades de la estructura social del municipio según el modelo boliviano de salud familiar comunitaria e intercultural (SAFCI), que apuesta por la atención sin discriminaciones y la gestión participativa de la salud", ha señalado la organización.
Para que el sistema sanitario y la coordinación entre todas las partes pueda funcionar, es importante que el personal sanitario que tiene que trabajar en la zona tenga una formación y pueda conocer más cosas sobre la materia. Por ello, la ONGD ha conseguido ampliar los conocimientos de estos médicos en la elaboración artesanal de medicamentos y maternidad segura.
Además, en este tiempo se han podido detectar más de 40 agentes tradicionales, lo que da a entender que estas personas tienen "un fuerte arraigo" de las comunidades en la forma de curar con plantas y ritos.
Otra actividad que ha llevado esta organización a cabo es "la reparación de un centro de salud, la ampliación de otro con la construcción de una sala de parto intercultural y la adecuación de un espacio comunitario como laboratorio artesanal de medicina tradicional", han indicado.
Para que puedan desarrollar estas tareas, todos estos servicios han sido dotados con "equipamiento básico y tres barcas para la atención sanitaria y traslado de pacientes, dos motocicletas y siete botiquines escolares en zonas aisladas", han apuntado.
La ONGD también se ha preocupado porque los habitantes de Ixiamas tuviesen un mejor acceso a los alimentos, en parte gracias a fomentar la "autoproducción" para las familias y el mercado municipal, lo que ha propiciado una bajada de los precios.
Además, han conseguido poner "273 huertas y 214 granjas familiares, seis centros agropecuarios demostrativos en escuelas y han establecido diez fondos de semillas y animales menores", según Enfermeras Para el Mundo, además de impartir formación en nutrición, transformación, preparación y conservación de alimentos e higiene en hogares y centros educativos.
Por último, la ONGD ha colaborado con el Servicio Legal Integral Municipal (SLIM) para fomentar estrategias de educación y comunicación con temas de derechos humanos, identificación, prevención y actuación para favorecer la igualdad de género en Ixiamas y, de este modo, prevenir que se produzcan ciertas actitudes que favorezcan la violencia y la desigualdad.