Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enfermeras ven un aumento de pacientes que abandonan el gluten sin ser celíacos

La Asociación de Enfermería Familiar y Comunitaria de Catalunya (Aificc) ha alertado este lunes de un aumento de pacientes, sobre todo mujeres jóvenes que dejan de consumir gluten pese a no sufrir intolerancia ni sensibilidad a harinas de cultivos de secano.
Según ha explicado en un comunicado la enfermera de Primaria y responsable de formación de la entidad, Esther Giménez, "hacer una dieta sin gluten, sin ser una persona con celiaquía o sensibilidad al gluten no conlleva ningún problema, pero tampoco es más saludable que seguir la dieta mediterránea, ya que a nivel nutricional son muy similares".
Ha destacado la necesidad que desde las consultas de enfermería se oriente a estos pacientes que voluntariamente eliminan el gluten de su dieta, así como ha subrayado el papel de la Primaria a la hora de hacer detección precoz de esta intolerancia.
La celiaquía, de base autoinmune, se manifiesta tanto en la infancia como en la edad adulta y provoca una atrofia de las vellosidades del intestino delgado que afecta a la capacidad de absorber los nutrientes de los alimentos de gluten.
En Catalunya, la prevalencia de celiaquía se sitúa en el 1%, de la misma forma que en Europa es de entre el 1% y 2% de la población general, siendo tres veces más frecuente en mujeres que en hombres y de cuatro a seis veces más habitual en adultos que en niños.