Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enresa pone en marcha una oficina de atención al público en Villar de Cañas (Cuenca) para explicar el proyecto

La empresa pública de residuos nucleares Enresa ha puesto en marcha desde el pasado 1 de agosto una oficina de atención al público en la localidad de Villar de Cañas, municipio que albergará el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares, para explicar a los interesados el proyecto de construcción del silo y las características del cementerio nuclear.
La oficina, instalada en el núcleo urbano de la población, cuenta con una ingeniera industrial y un ingeniero químico en horario de 8.00 a 15.00 horas de lunes a viernes, que atenderán las cuestiones que cualquier ciudadano les pueda plantear en relación con el almacén.
Según ha indicado a Europa Press uno de los dos responsables de la oficina, Andrés Escudero, la función de la oficina de Enresa es "explicar cualquier duda que pueda plantear la gente con respecto al proyecto del ATC en Villar de Cañas, cómo se va a almacenar y cómo será la gestión de los residuos", ya que, a su juicio, "hay mucha falta de información".
Escudero ha señalado que desde su apertura, excepto los dos primeros días "que fueron más flojos" porque "la gente no sabía que la oficina estaba abierta", ya se ha acercado a interesarse por el ATC "bastante gente", llegando incluso a 15 visitas en una sola jornada.
Ha explicado que no solo se acercan vecinos de Villar de Cañas, sino también "gente de pueblos cercanos y veraneantes de la zona" que muestran interés en cómo funcionará el silo nuclear que se instalará en la localidad.
PREGUNTAS FRECUENTES
El responsable de la oficina ha destacado que las dos preguntas más frecuentes de los vecinos que se acercan a la oficina versan sobre ofertas de trabajo y sobre en qué consistirá el almacenamiento de residuos.
En este sentido, ha indicado que en cuestiones laborales no pueden atender a los interesados, pero sí les derivan a las oficinas del Ayuntamiento, mientras que sobre las preguntas más técnicas relacionadas con el ATC "cuestionan sobre todo por si habrá un vivero de empresas y un centro de investigación".
Preguntados sobre los plazos para el inicio de la construcción, otra de las preguntas más frecuentes, los dos ingenieros contestan que "hay que cumplir unos plazos", y primero realizar "un estudio preliminar de caracterización de los terrenos y otro de impacto ambiental antes de gestionar las licencias con el Ayuntamiento". Sobre el primer paso de los trabajos de caracterización, Escudero ha subrayado que "podrían empezar el mes que viene".
El ingeniero químico ha aseverado que mucha gente "viene ya con la lección aprendida", pero algunos visitantes que vienen sin conocer el proyecto "salen muy convencidos del mismo cuando se le dan explicaciones".
Por otro lado, Escudero ha destacado que los dos ingenieros que trabajan en la oficina de atención al público son residentes en la comarca de Villar de Cañas, cumpliendo así uno de los compromisos del alcalde de la localidad, José María Saiz, que aseguró que haría "todo lo posible" para que los puestos de trabajo generados derivados de la instalación se quedaran en la zona. Así, el propio Escudero es de la localidad vecina de Belmonte, mientras que su compañera Susana es de Zafra de Záncara.