Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Entra en Melilla el segundo grupo de subsaharianos desde la instalación de la "malla antitrepa"

La entrada en Melilla este martes de una veintena de inmigrantes es la segunda que se registra desde que en junio se diera por terminada la colocación de la denominada "malla antitrepa", que impide a los inmigrantes meter los dedos para poder escalar las alambradas de seis metros de altura.
La primera se registró el pasado 1 de julio cuando también lograron pasar otra veintena de subsaharianos que, unidos a los veinte de este martes, hacen unos cuarenta en mes y medio, muy lejos de los 3.500 que entraron por la valla durante el primer semestre del año.
La eficacia de la "malla antitrepa", que ha conseguido frenar en seco las continuas entradas que se venían produciendo desde el inicio de 2014, unida a la colaboración de las fuerzas de seguridad de Marruecos, ha permitido acabar con las entradas masivas y con ello facilitar la descongestión del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).
En mayo, el CETI llegó a superar los 2.000 ocupantes, lo que obligó a instalar más tiendas de campaña del Ejército y Cruz Roja porque el centro, aunque tiene una capacidad óptima para 480 personas, está preparado para atender a poco más de mil.
1.170 ACOGIDOS EN EL CETI
Con la bajada de accesos por la valla y la agilización de los traslados a la Península, el CETI cuenta con 1.150 ocupantes a los que se une ahora la veintena que ha pasado este martes, lo que hace un total de 1.170, después de que unos 300 inmigrantes de origen subsahariano hayan protagonizado un nuevo intento de entrada masiva a Melilla.
Según fuentes policiales, esta madrugada se avistó a un grupo de inmigrantes aunque ha sido sobre las 06,00 horas cuando se han aproximado a la valla por la zona comprendida entre el aeropuerto y el puesto fronterizo de Barrio Chino, aunque luego se ha desplazado hacia Farhana.
La zona ha sido acordonada por la Guardia Civil, que también la controla por vía aérea. La veintena de inmigrantes que han conseguido saltar se han dirigido corriendo hacia el CETI, donde fueron recibidos al grito de "bosa, bosa" (victoria, victoria).
Asimismo, alrededor de medio centenar de inmigrantes de origen subsahariano se encuentran encaramados en la valla exterior de Melilla desde poco después de las 07.00 horas, en una zona próxima al puesto fronterizo de Mariguari, y se niegan a bajar.
Si se aplica el mismo criterio de anteriores avalanchas, a los subsaharianos subidos a la valla se les hará desistir de su actitud y exigirles que bajen porque no se considera que hayan pasado a territorio nacional "al no superar las vallas", indicaron las citadas fuentes. En ese caso, las fuerzas policiales marroquíes se harían cargo de ellos.
MALLA ANTITREPA
El primer salto que logró superar con éxito la "malla anti-trepa", el pasado 1 de julio, fue protagonizado por unos 130 subsaharianos que se aproximaron corriendo a la valla, pero solo una veintena de ellos logró superar el dispositivo anti-intrusión y entrar a Melilla.
Otros 12 inmigrantes se quedaron encaramados en la primera valla, pero al no lograr traspasarla, desistieron de su actitud y las fuerzas marroquíes "se hicieron cargo de ellos", según informó entonces la Delegación del Gobierno. El resto de los que formaban el numeroso grupo ni siquiera pudo escalar la valla, mientras otros dos pequeños grupos también trataron de aproximarse al perímetro sin conseguir siquiera tocar la alambrada.
Este martes lo ha logrado un segundo grupo, también de unos veinte, después de sendos saltos por Barrio Chino y Farhana, después de que los intentaran unos 300.
Tanto el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en una reciente visita a Melilla a finales de julio, como el delegado del Gobierno en la ciudad, Abdelmalik El Barkani, han destacado la "gran efectividad" de la malla anti-trepa, que desde junio ha sido instalada en los nueve kilómetros de perímetro fronterizo.